El Emergente

El Emergente

EL EMERGENTE. ¿Qué ganan los Leones con Wilfredo Giménez?

EL EMERGENTE

Por Ignacio Serrano

Hace poco más de dos meses que abrió el mercado de cambios de la LVBP y los Leones del Caracas han cerrado cinco traspasos ya. Nadie se ha movido a más velocidad que los melenudos en 2022. Pero el canje más reciente resultó especialmente llamativo. Porque casi nunca vemos un cambalache en el que un equipo entregue a un catcher para obtener también a otro receptor. Así, uno por uno.

Alfredo González pasó a los Tigres de Aragua en esta negociación. Y Wilfredo Giménez será parte ahora del clubhouse izquierdo del estadio Universitario.

¿Por qué este intercambio? ¿Qué ganan los capitalinos al salir de uno y recibir al otro? Pues bien, una comparación del perfil de ambos caretas permite arrojar luces sobre este movimiento, desde el punto de vista caraquista.

LEE TAMBIÉN:

EL EMERGENTE. ¿Qué hacer con Caribes, si de verdad encontró pitcheo?

González tiene experiencia en Grandes Ligas (mínima, pero la tiene). Nació hace 29 años. De por vida en las Menores bateó para .237, con .633 de OPS. Tiene menos poder (.315 de slugging) que capacidad para embasarse (.319) contando todos los circuitos donde ha estado. Y en la LVBP enseña .224 de average, con .302 de OBP y .661 de OPS.

Giménez no llegó a la MLB. Tiene 31 años de edad, lo que juega en su contra. En las Menores ligó para .253, con .630 de OPS. Entre todos los niveles ha enseñado más fuerza (.339) y menos OBP (.303) que su colega. Y en Venezuela tiene una línea interesante, con promedios de .299/.364/.412.

Globalmente las diferecias son mínimas. Pero si se deja a un lado lo que hicieron cuando estaban en formación, en las granjas del norte, el primero mantiene un perfil discreto con el madero, mientras que el segundo crece exponencialmente.

González tiene reputación de ser mejor en asuntos defensivos y quizás en el llamado del juego. Pero en los Leones quedó por detrás de más joven Jhonny Pereda en tiempo de juego. De por vida tiene un acierto superior ante los corredores contrarios (36 por ciento, contando también la MiLB, contra 32 por ciento). Pero en la LVBP ambos muestran un convincente 38 por ciento al tratar de poner out a los robadores.

¿Dónde está la diferencia más importante? En el bate.

Aunque con promedios vitalicios que no deslumbran, la lupa del beisbol invernal enseña un panorama mucho más favorable para Giménez. Deja un estadio de lanzadores, el José Pérez Colmenares de Maracay, con dos cosechas sobre .300 en cuatro torneos allá y un promedio de embasado de élite, ese .364, que ademas se magnifica al tratarse de un receptor.

En la primera edicion de la Liga Mayor, fue bastión ofensivo de los campeones Senadores de Caracas (.330/.438/.434).

Y ahora jugará en el estadio Universitario, un parque con casi 20 pies menos de distancia por el center y a 1.000 metros sobre el nivel de mar. Debería lograr más extrabases. Y siendo que ha mostrado contacto, y que su principal virtud es ponerse en circulación, debería ser de mucha ayuda para el Caracas.

Puede que Giménez no comience la temporada 2022-2023 como EL candidato a ser el Jugador Más Valioso. Pero podrá rotarse entre la inicial, el rol del designado y detrás del plato, con algunos turnos como emergente. En el papel, debería estar por detrás de Pereda y Erick Castillo. Pero tendrá utilidad en otros roles. Y al final, sin perder una pieza crucial en su roster, los Leones ganan una herramienta que debería ayudarles a tener, a partir de octubre, una ofensiva mejor.

LEE TAMBIÉN:

EL EMERGENTE. Aragua, su nueva directiva y la posición de la OFAC

(Ignacio Serrano)

Ayuda a que El Emergente no se pierda un juego.

Colabora con este proyect delo en la página patreon.com/IgnacioSerrano. O apóyame con cualquier monto a través de paypal.com/ignacioluiserrano.

Revisa aquí el archivo de columnas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.