El Emergente

El Emergente

EL EMERGENTE. ¿Tiene sentido pedir a la MLB que reconozca el Perfecto de Galarraga?

EL EMERGENTE

Por Ignacio Serrano

Armando Galarraga vuelve a ser noticia. Más de una década después de lanzar el Juego Perfecto que no fue, el ya retirado sucrense aparece en los medios de comunicación por una inicativa de un grupo de estudiantes de derecho de los Estados Unidos. El dossier de casi 200 páginas entregado a la MLB busca darle al venezolano, en retroactivo, su lugar en el libro de récords.

Una lluvia de reacciones se precipitó al conocerse la nueva. Leemos que muchos quisieran ver la iniciativa convertida en realidad. Otros consideran inútil la diatriba. Y algunos incluso piensan que el tema debe dejarse así, como está. Los errores arbitrales, después de todo, formaron parte de las Grandes Ligas durante más de un siglo.

Ya en 2020, al cumplirse los 10 años de la controvertida hazaña, escribí una columna al respecto, al rodarse la especie de que Galarraga estaría contento si el comisionado Rob Manfred cambiaba la anotación de ese encuentro. Y aunque el propio oriental desmintió aquello, asegurando que estaba feliz con las cosas tal como habían sucedido, rescato muchos de aquellos argumentos, por ser igual de válidos hoy.

¿Es viable para la Gran Carpa cambiar el pasado? ¿Es justo intentarlo? Y lo más importante, quizás: ¿tiene sentido proponerlo?

El comisionado en 2010 era Bud Selig. Y fue tajante: no cambiaría la historia. Lo escrito, escrito quedó. No había entonces una regla que permitiera cambiar a posteriori una decisión arbitral, aunque estuviera probadamente errada.

Galarraga no tiró un Juego Perfecto, ni siquiera un no-hitter. Oficialmente, lanzó un blanqueo de un hit.

Por su actitud deportiva hacia el umpire Jim Joyce y la emotividad del episodio, recibió de regalo un espectacular Corvette rojo, ganó fama y escribió un libro. Desde entonces, es parte de la historia del beisbol. Es el autor de “El Juego Perfecto de 28 outs”.

Pero hay razones que pueden jugar a favor de Galarraga.

LEE TAMBIÉN:

EL EMERGENTE. ¿Qué ganan los Leones con Wilfredo Giménez?

La primera es el propio comisionado. Ya no es Selig, ahora Manfred. Y aunque el primero hizo cambios que en su momento fueron revolucionados –incluyendo la creación del wild card–, no dejaba de ser un
eslabón entre los viejos y los nuevos tiempos.

Manfred ha ido mucho más allá que su antecesor. Los aficionados de la vieja guardia le tienen particular antipatía por eso. Le ven como el hombre que está acabando con todas las tradiciones. Si hay un comisionado que ha demostrado ser capaz de decisiones antes impensadas, ese es él.

La segunda razón es que ahora sí existe una regla que, de haberse aplicado en 2010, habría servido para hacer justicia. Fue tan claro el out de Jason Donald en primera base, que el propio Joyce declaró a la prensa, minutos después: “Le acabo de quitar un Juego Perfecto a ese muchacho. Pensé que (Donald) le había ganado al tiro. Estaba convencido de eso, hasta que vi la repetición”.

Hace 10 años no se podía revisar la TV y revertir el fallo. Hoy sí. Y nadie dude que, de haberse podido revisar la jugada, el corredor habría sido out y la gema se habría completado.

Hay una tercera razón, relacionada con la anterior: una década atrás, era polémico y para algunos debatible el uso de la TV para cuestionar a los árbitros en pleno duelo. En estos dos lustros, se ha
convertido en algo normal, aceptado por todos. Es parte del paisaje, antes no. Y por eso, cada vez será menor el ruido si Manfred o un sucesor revierten el error de Joyce.

Pero hay una cuarta razón que sustenta esa posibilidad: la jugada no sucedió en el primer inning, en el cuarto, en el octavo; ni siquiera abriendo el noveno. Era el último out. Había 26 fuera. El rodado de Donald cerraba todo.

No hay manera de especular. De haber sucedido en el segundo, en el séptimo, en cualquier otro momento diferente, podría haberse dicho, con base, que Galarraga trabajó en el resto del choque sin la presión de tener que mantener una joya. Aquí no hay subjetividad posible, porque era el último out.

¿Quieren un quinto motivo para cimentar el optimismo de Galarraga? Que hay precedentes. Ha pasado antes que un comisionado cambia lo dispuesto por un antecesor.

Ford Frick es recordado por el asterisco en la marca de Roger Maris. Aunque en realidad no fue un asterisco, sino una doble mención en el libro de récords. Frick ordenó que se colocara cuál era el registro de jonrones en temporadas de 154 juegos, correspondiente a Babe Ruth, y cuál en torneos de 162, el de Maris.

Fay Vincent revirtió la medida en 1991, cuando ordenó que los libros de récords no discriminaran las campañas por su número de cotejos. El tope en cada departamento sería uno solo, fuera en 154 salidas o en 162.

Galarraga tiró un Juego Perfecto en la MLB, una rareza que sucede una vez cada siete años, en promedio. Lo saben los aficionados, incluso aquellos de vieja escuela que creen que la decisión debe mantenerse. Lo sabe Joyce, que incluso se ha unido al clamor que pide corregir su error.

Pero el debate está bien. No olvidemos que mantener el tema en el tapete, hacer que se hable de eso hasta la convicción, sirvió con el Salón de la Fama en los casos de Lee Smith, Alan Trammell o Harold Baines.

LEE TAMBIÉN:

EL EMERGENTE. ¿Qué ganan los Tigres con Alfredo González?

Si Manfred cambia la decisión de Joyce, solo habrá una modificación en los registros históricos de las Grandes Ligas: Donald tendrá un hit menos. Su average será igual, nada cambiará. Pero se habrá hecho justicia con una hazaña que todos sabemos que sucedió.

Esto no abre las puertas a otras correcciones. Porque jugadas polémicas que cambiaron la historia del Big Show no sucedieron, como esta, en la última jugada de un encuentro, cuya corrección a destiempo nada cambia.

A diferencia del no-hitter de Urbano Lugo o la interferencia del niño Jeffrey Maier en el Yankee Stadium, en 1996, acá nada cambia si se cambia la decisión. Lo único que varía será el libro de récords. Y hacer justicia.

Por eso, en estos tiempos en los que se ve como normal el uso de la TV para cambiar decisiones arbitrales, si ha habido un momento para corregir ese entuerto, es hoy.

(Ignacio Serrano)

Ayuda a que El Emergente no se pierda un juego.

Colabora con este proyect delo en la página patreon.com/IgnacioSerrano. O apóyame con cualquier monto a través de paypal.com/ignacioluiserrano.

Revisa aquí el archivo de columnas

20 thoughts on “EL EMERGENTE. ¿Tiene sentido pedir a la MLB que reconozca el Perfecto de Galarraga?

  1. Esa situacion no cambiara ya lo que paso paso y lo demas es historia y mas cuando se trata de un latinoamericano, digan lo que digan todavia hay mucho racismo en las grandes ligas

  2. Si tiene sentido ya que Galarraga si lanzo perfecto y era y fue el ultimo Qut. Me uno a la campaña mundial por el Juego Perfecto de «Armando Galarraga». Y como ustedes dicen era y fue el ultimo Qut. Gracias a esos estudiantes de decrecho en USA nos unimos a ellos desde Venezuela. Dios ayude a Galarraga y le de el comisionado el juego perfecto que el lo gano.

  3. Buenos días, soy de los que piensa que obviamente ésto traería polémica si llega a ser revertida la sentencia, de hecho el simple planteamiento ya causa polémica, sería un caso sin precedentes y la reacción de todo es que se van a desempolvar decisiones que fueron consideradas de errores arbitrales, como venezolano me gustaría que el paisano obtuviera su juego perfecto pero ya no tendría ese significado de aquel momento en vivo…

    1. Estoy totalmente de acuerdo que se revise y sea reversible el error del arbitro. Es un auténtico juego perfecto de Armando Galarraga

  4. Si estoy de acuerdo por que es una asaña que es muy dificil que un picher logre lo que el hizo y tambien por la manera que se comporto con el donpayer con umildad la cual es muy importante que tenga un ser humano

  5. A pesar que no soy un experto comentarista,ni experto en béisbol,tampoco un jurista,la lógica indica que si no hay cambios sustanciales ,pero si se haría justicia, por cuanto a galaraga se le daría el justo valor a su hazaña ya que además las nuevas reglas asi lo permiten,además existe el precedente .

  6. Estoi d acuerdo que le den el juego perfecto se lo merece, por su humildad, si hubiera Sido otro picher le habría caído a golpes al árbitro pero el no lo hizo.

  7. Entonces también tendrá sentído eliminar el juego perfecto A Philip Humber ya que se aprecia en el vídeo que fue un medio swing inexistente decretado por el principal en el último out del juego

  8. Estoy totalmente de acuerdo que se revise y sea reversible el error del arbitro. Fue un auténtico juego perfecto de Armando Galarraga, ojalá se haga justicia

  9. La mayoría de jugadores y expertos en béisbol estan de acuerdo en que se corrija este error humano, y como venezolano claro que apoyamos la tesis de corrección se haría justicia en un error que solo perjudicó al pitcher venezolano

  10. Claro que tiene sentido darle el juego perfecto. El mismo árbitro Joyce lo confiesa al ver la repetición de la jugada «le he quitado el juego perfecto a ese muchacho » y entonces, dejemos los paradigmas y darle a nuestro pitcher el reconocimiento de lo en verdad sucedio

  11. Señores respeto todos los comentarios pero para mí la única razón qué ese umpire canto quieto a Donald fue x que Galarraga es latino pura discriminación fue el out más claro del juego

  12. Errar es de humanos,el arbitro no estuvo enfocado para dar su mejor apreciación,porque dijo creer que era quieto,estaba ante un juego perfecto,y el daría el último out,lo cual hizo,después de su errada apreciación. Yo dejaría todo igual,y no revertir esa desicion,quedara en nuestro corazón el juego perfecto

  13. Me uno a la apreciación de Nadie, se revierta o no el error de Joyce ese juego perfecto quedará en el corazón de todo aquel que le gusta el béisbol y con sentido de justicia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Te gustaría recibir notificaciones de El Emergente?    Claro que sí Quizás más adelante