El Emergente

El Emergente

No hay modo de impedir otro premio como MVP para Shohei Ohtani

EL EMERGENTE

Por Ignacio Serrano

Este es Shohei Ohtani en sus últimos cinco juegos como bateador: un jonrón, dos anotadas y cuatro carreras empujadas.

Este es Shohei Ohtani en sus últimos cinco juegos como lanzador: 46 ponches en 33.2 innings, con 0.27 de efectividad.

No hay modo de impedir que el astro japonés gane su segundo premio como Jugador Más Valioso en la MLB.

A este paso, de hecho, podríamos estar ante un hecho inédito en la historia de las Grandes Ligas: que un pelotero de posición, alguien que aparece todos los días en el lineup, consiga también el Cy Young.

Ohtani cumplió 28 años de edad esta semana. No pudo celebrarlo con un cuadrangular. Falló tres veces el martes 5 de julio, de hecho. Pero la noche siguiente subió al montículo del Marlins Park, hizo 100 pitcheos, completó siete episodios de dos hits y ponchó a 10 contrincantes.

¿Cómo se describe algo así?

FENÓMENO OHTANI

El derecho nacido en Oshu es el pelotero más espectacular en una época en la que abundan los jóvenes fenómenos.

Los hay que son muy buenos con el guante y también con el madero. También los hay realmente atléticos y con carisma. Los hay veloces y poderosos al mismo tiempo. Pero Ohtani es todo eso y más.

Porque el nipón, que ya suma cuatro temporadas con doble figura en bases robadas, tiene un tope personal de 46 vuelacercas –impuesto el año pasado– y va en camino a otra cosecha sobre 100 empujadas, si consigue mantener el paso actual.

Todo esto está aderezado con su desempeño monticular superlativo.

Su apertura del miércoles ante los Marlins de Miami fue la número 14 de la campaña. Ha fusilado a 111 contrarios en 81.0 entradas, con apenas 20 pasaportes. Tiene marca de 8-4, promedio de 2.44 y 0.99 de WHIP.

Sus adversarios batean apenas para .200 ante él. Y él, a su vez, ya suma 18 jonrones y 53 remolques.

MÁS QUE RUTH

Mucho hablamos el año pasado sobre Babe Ruth, el último –y quizás el único– precedente con tal combinación de talento en el Big Show. Pero el Bambino solo tuvo un torneo como jugador de todos los días, antes de dejar el oficio de lanzador. Y en aquel 1919, su última justa con los Medias Rojas de Boston, tan solo subió al morrito 17 veces.

Ohtani es un caso especial porque desde que se recuperó de la Cirugía Tommy John ha sido miembro habitual del lineup y parte fundamental de la rotación en Anaheim.

«Estoy sin preocupaciones con mi cuerpo, completamente saludable», declaró a The Asociated Press. «Es en gran parte por eso por lo que estoy lanzando bien».

Minutos antes de esas declaraciones había amarrado por completo a los Marlins. Y también había dado el batazo que puso en ventaja a los Ángeles de Los Ángeles, camino a la victoria.

«Es uno de los mejores brazos del beisbol», apuntó su compañero Max Stassi, citado en ESPN.com. «Y también lo puedes ver en el plato el mismo día. Es un pitcher súper estrella y un bateador súper estrella».

LEE TAMBIÉN:

Corren muy buenos Díaz para Puerto Rico en la MLB

Este miercoles se convirtió en el primer grandeliga con 10 ponches como lanzador en el mismo juego donde consiguió dos empujadas y robó una base. Una rareza más para su cuenta.

Pero Ohtani es mucho más que una suma de curiosidades. Es una rareza, sí, pero porque es un pelotero único, alguien que es candidato al premio Cy Young y que, si se mantiene sano, volverá a ser indiscutido MVP.

(Ignacio Serrano)

Publicado en El Tiempo Latino de Washington y El Planeta de Boston, el jueves 7 de julio de 2022. Aquí el original.

Ayuda a que El Emergente no se pierda un juego. Colabora con este proyecto a través de ela página patreon.com/IgnacioSerrano. O apóyame con cualquier monto a través de paypal.com/ignacioluiserrano.

Revisa aquí el archivo de columnas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Te gustaría recibir notificaciones de El Emergente?    Claro que sí Quizás más adelante