El Emergente

El Emergente

¿Leones o Tiburones? ¿Quién se lleva el juego clave de la final?

Por Ignacio Serrano

Leones y Tiburones chocan este jueves en el tercer juego de la final. Y es un duelo clave en la serie decisiva. Una victoria pone al Caracas con una ventaja que nadie, jamás, ha perdido en la LVBP. Pero un triunfo de La Guaira les mete de lleno en la pelea.

Bienvenidos a la reanudación del choque de la capital, con un posible llenazo en el estadio Universitario.

Los melenudos aventajan a los escualos 2 encuentros por 0, luego de barrer como homeclub en los dos primeros. La tropa felina aprovechó las limitaciones de los litoralenses en su cuerpo de lanzadores, especialmente entre sus abridores, para tomar la delantera. Ahora llegan a un recodo crucial: nunca una divisa con ventaja de 3 por 0 ha terminado perdiendo una final en Venezuela.

EL ESCENARIO

El estadio Universitario ha hecho valer su reputación de escenario de bateadores en esta serie.

El primer duelo terminó con una suma de 14 carreras. Fueron 13 en el segundo.

Por supuesto que a veces eso no pasa, como en todo parque. Dos topes del Round Robin en el mismo lugar, penúltimo y antepenúltimo, resultaron con sumas de 5 y 4 rayitas entre los dos clubes. Pero después de eso, la semifinal cerró con una fiesta de 13 anotaciones entre salados y Tigres. Y ya vimos lo sucedido en el comienzo de esta final.

¿Será la misma historia en este tercer lance? Ya veremos otras variables. Pero ya sabemos que el coso de Los Chaguaramos suele estar, en los largos plazos, por arriba de la media.

EL DUELO

Los derechos JC Ramírez y Erick Leal están señalados para abrir en esta oportunidad. En el papel, son dos iniciadores aceptables.

Ramírez tuvo 3.99 de efectividad en la ronda eliminatoria y estuvo de punta a punta con los Leones. Leal (en la foto superior) cerró con 3.70 y fue segundo en la votación al Pitcher del Año, siempre con los Navegantes.

Pero hay algo que se debe tomar en cuenta. Ninguno de los dos trabajó así de eficientemente contra el adversario de este jueves. Y vamos al detalle.

Ramírez se ha medido cuatro veces con los Tiburones. Eso incluye dos incursiones en enero. En tres oportunidades ha sido vapuleado. En total, ha recibido 14 carreras en 10.2 entradas. No se ve bien.

Y Leal no está mucho mejor. Con el Magallanes, trabajó en tres ocasiones contra los capitalinos y le fabricaron 9 en 11.1 actos. Tampoco luce gran cosa, aunque sea un poquito mejor.

Eso no significa que todo esté perdido. El nicaragüense recorrió cuatro episodios en blanco contra los litoralenses el 12 de noviembre. Y el venezolano amarró a los felinos durante seis en blanco el 7 de enero, hace menos tiempo. Así que ambos mundos son posibles. Sin embargo, la tendencia con ellos, hasta ahora, llama a la prudencia antes que al entusiasmo.

LUEGO DE ELLOS

El relevo caraquista ha estado bastante mejor (3.48 contra 6.94 de efectividad). Y eso incluye varios reglones, como el WHIP (1.45 contra 2.14) o los boletos (7 contra 9, y en más innings), aunque los bomberos guairistas todavía no reciben jonrones.

Los Tiburones están agregando a Sam Bordner, pero ojo, que tiene un mes sin actividad competitiva. Es una ayuda necesaria, pero también requieren que Nate Antone y Carlos Suniaga enderecen las cargas.

Los Leones han estado mejor en esa área. Y tienen mejor aspecto si su abridor puede hacer la tarea de ir medianamente lejos en el choque. Incluso, tras el fracaso de Mario Sánchez el martes, resistieron mejor. Así que, con todo y la llegada de Bordner, a La Guaira le resulta clave –hay que insistir– lo que pueda hacer Leal.

OFENSIVA

Porque los dos lineups son potentes. Es verdad. Eso explica lo que ha sucedido esta semana. Pero aunque el manager Henry Blanco está convencido de que la final se resolverá a batazos, es el Caracas quien hasta ahora ha bateado más.

La ausencia de Ronald Acuña Jr. resta un madero importante en la alineación de los escualos. Eso sí, con dos matices que mencionar. Sin él clasificaron a esta etapa, que no se olvide. Y su reemplazo, Wilson García, ya dio 11 jonrones en la temporada 2021-2022, no es un toletero nulo.

Hasta ahora el ritmo lo han marcado los dirigidos por José Alguacil. Se trata del conjunto con más anotadas en toda la zafra, con .375 de average y .990 de OPS en estos primeros dos juegos, contra .297 y .812 de sus oponentes.

Esos numeritos posiblemente estén inflados por el hecho de haber enfrentado a dos abridores con uno y dos días de descanso, y a un bullpen sobre exigido que tuvo que venir temprano las dos veces. Pero nuevamente que recordar la consistencia del Caracas: a pesar de que ya no tienen a Freddy Fermín, aunque José Rondón no ha vuelto a ser el mismo desde su hospitalización y Jhonny Pereda sigue lesionado, los metropolitanos saben hacer daño con los maderos.

LEE TAMBIÉN:

Ronald Acuña padre a su hijo: «Mi consejo es que juegue»

Así que los Leones llegan en mejor posición, según parece. Y es obvio, porque no de gratis mandan dos por cero. No significa que los Tiburones estén perdidos, pero les toca nadar desde atrás. En ese sentido, realmente es crucial lo que pueda hacer Leal. Es el pitcher con más credenciales de los dos que salen al campo y el que viene mejor en la postemporada, a pesar de su lapsus contra este mismo adversario. Sobre él están muchas de las esperanzas de los conducidos por Henry Blanco. Porque una victoria les mete en carrera. Pero una derrota, sería prácticamente su perdición.

(Ignacio Serrano)

Foto: Prensa Tiburones de La Guaira / Prensa Leones del Caracas

Ayuda a que El Emergente no se pierda un juego.

Colabora con este proyecto en la página patreon.com/IgnacioSerrano. O apóyanos con cualquier monto a través de paypal.com/ignacioluiserrano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gustaría recibir notificaciones de El Emergente? Claro que sí Quizás más adelante