EXTRABASES DE ALFONSO SAER. Gracias, Míster Beisbol

Fecha:

EXTRABASES

Por Alfonso Saer

En un viejo escaparate, refugio de recortes de los diarios de la época, nos entreteníamos con una gráfica de la jugada sensacional lograda en la Serie Mundial de 1954 por el pelotero que nos cautivó con sus hazañas.

«No hay otro como él», solíamos escuchar en los conversatorios de gente más ducha en la materia.

Willie Mays nos apasionó con su manera de concebir el juego de pelota. Esa no era otra que un despliegue diario de maestría.

Fue gigante en Nueva York y San Francisco. Era de vuelo rasante en las bases. Su fildeo enamoraba por lo preciso y elegante, junto a un brazo preciso y potente. Redondeaba sus virtudes en el campo con un carisma único, junto a la sonrisa tan permanente como su calidad.

Mays no tiene parangón. Sus números son resonantes –casi 3.600 hits, más de 1.900 empujadas y 660 jonrones– pero sobrepuso su nivel de entrega a los guarismos históricos que posee.

Tenía un ángel radiante, un don único al jugar el deporte para el cual nació super dotado.

LEE TAMBIÉN: EXTRABASES DE ALFONSO SAER. 60 años de periodismo

Arribó a las mayores a los 20 años de edad, cuando aún no terminaba de esfumarse la segregación racial, a comienzos de los cincuenta, interrumpiendo sus estadísticas estupendas con la prestación del servicio militar en 1953. Había sido Novato del Año en 1951, y con el tiempo sería dos veces MVP.

Por estos lares criollos estuvo en la Serie del Caribe de 1955, con el poderoso Santurce borincano. Todavía hay parroquianos que reviven su cuadrangular contra el magallanero Ramón Monzant para ganar un juego de la justa en el Universitario y despertar rotundamente de un slump en el clásico, hasta terminar con numeritos dignos de su categoría.

Por eso, con el debido permiso, subrayamos que como Willie Howard Mays no hubo otro y no sabemos si lo habrá. El número 24 –el que mostró de espaldas al plato en la fabulosa jugada del 54, en Polo Grounds– es un emblema, y las estadísticas la confirmación de su talla.

Su contribución con este deporte merece un agradecimiento eterno. Tan eterno como su figura de Mr. Beisbol.

LEE TAMBIÉN: EXTRABASES DE ALFONSO SAER. ¡Tres cuartos de siglo!

Alfonso Saer tiene más de 50 años en los medios de comunicación venezolanos.
Es la voz más reconocible del Cardenales de Lara desde hace décadas
. Compañero de las más grandes figuras de la locución en el país: Delio Amado León, Rubén Mijares, Carlitos González, John Carrillo y Carlos Alberto Hidalgo, entre otros. También es uno de los periodistas de mayor trayectoria en Venezuela, reportero de El Nacional y El Impulso, cuya página deportiva dirigió por años.
Su columna es la más veterana entre las que actualmente se escriben en Venezuela para la prensa deportiva local. 

Síguelo también en Twitter: @alfonsosaer.

Foto: @sfgiants

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img

Comparte en tus redes:

Más noticias

Sigue leyendo
Sigue leyendo

Deivi Muñoz, dominicano campeón bate de la Liga Mayor: «Espero conseguir trabajo»

Desde que el infielder Devi Muñoz terminó su campaña...

EL SHOW DE BÉISBOL. MLB analiza usar el umpire robot en el Spring Training [+VIDEO]

Ya era un hecho que la llegada del umpire...

Las voces de los campeones: «Senadores tenía que regresar a su lugar histórico»

Senadores de Caracas recuperó su trono perdido. Le bastaron...

Prospectos venezolanos lucen su talento en el Juego de Futuras Estrellas

En el Juego de Futuras Estrellas brillaron los venezolanos....