El Emergente

El Emergente

El Emergente. ¿Quién no sueña con la expansión de la LVBP?

Elevar de ocho a diez el número de equipos participantes en la pelota profesional es un anhelo mayoritario en la afición, aunque choca con escollos por ahora insalvables

Más de un
millar de venezolanos juegan beisbol profesional. La última cuenta, realizada
en abril, hablaba de 1.034 peloteros repartidos entre las grandes ligas, las
menores, México, los circuitos europeos, Japón y los torneos independientes de
Norteamérica.
¿Por qué,
entonces, no puede haber una expansión en la LVBP?
El tema es
uno de los que más entusiasma a la afición, por sobradas razones. Las de 1965 y
1990 resultaron un éxito, en términos de espectáculo, y llevaron el deporte
favorito de Venezuela a lugares donde usualmente no se había disputado beisbol
profesional durante largos períodos de tiempo: Cabimas, el eje Acarigua-Araure,
Puerto La Cruz y
últimamente la isla de Margarita.
El
baloncesto rentado es uno de los tres deportes más populares del país y se
juega con 10 equipos, cuando en teoría no tiene el músculo ni la legión de
seguidores de la pelota. Ciertamente, es mucho menos el dinero que se necesita para
sostener un club de básquet, pero esa superioridad resulta para muchos
simbólica.


Es
imposible determinar si hoy existe más entusiasmo que en los años 60 u 80, pero
es plausible creer que aquel fervor al menos ha perneado mucho más
profundamente: nunca se habían llenado los estadios como en el pasado
campeonato; nunca se habían venido tantas camisetas oficiales, tantos souvenirs
como en la última década; nunca habíamos tenido tantos grandeligas.
Entonces,
¿por qué no ocurre una tercera expansión?
Si abundan
jugadores, si hay estadios amplios y modernos en Ciudad Guayana y San
Cristóbal, si hay grupos económicos interesados, si los aficionados lo piden,
si la LVBP
pudiera renovarse con un formato completamente diferente, ¿por qué no dar ese
paso?
Oscar
Prieto Párraga, presidente de la liga y una de las personas vinculadas durante
más tiempo a nuestra pelota profesional, volvió a tocar el tema hace dos
noches, cuando, de paso por Deportes
Unión Radio
, respondió a Fernando Arreaza y Efraín Zavarce en estos
términos: “No es fácil”.
“Hay
equipos que tiran cohetes cuando no pierden dinero”, razonó Prieto. “Y no sólo
necesitas (el estadio guayanés de) La
Ceiba
, tienes que construir otro estadio en otra ciudad. La
única otra con un parque así es San Cristóbal. Con un calendario de seis días a
la semana, a veces siete, ¿te imaginas jugar un día en San Cristóbal y al otro
día en Puerto La Cruz?”.
Detrás de
esas pocas líneas hay algunas verdades que, por ahora, son imposibles de
salvar.
Cabimas y
las hermanas Acarigua y Araure no pudieron brindar a Petroleros ni a Pastora el
entorno económico que permitiera florecer a la franquicia. Para evitar la quiebra,
llegó la mudanza a Margarita, donde las dificultades persisten.
Caribes,
entretanto, zigzagueó por la crisis, solicitando nuevas inversiones a cambio de
paquetes accionarios, a fin de no desaparecer. Precisamente por ello terminó la
tribu cambiando de manos.
Un promedio
de 3.500 personas pagó entradas por cada juego de la ronda eliminatoria en los
estadios Nueva Esparta y Chico Carrasquel en 2012. No es suficiente. Un parque
semi vacío implica menos ventas de alimentos y bebidas, menos souvenirs y
artículos oficiales, menos interés de los posibles patrocinadores y contratos
por publicidad más baratos.
De todo
ello viven los clubes. Los gastos son los mismos y los ingresos son menores.
Por eso, los números rojos que en el oriente venezolano.
¿Se
llenaría La Ceiba?
Quizás. ¿Sería un éxito el estadio Metropolitano de San Cristóbal? Imposible
predecirlo.
Los enormes
gastos de traslados, hoy prohibitivos, serían llevaderos en una economía
boyante y cuando tanto Bravos como Caribes vean mejorar sus arcas en el mediano
plazo. Esa Venezuela boyante llegará, aunque no sepamos exactamente cuándo.
Sólo
entonces, por lo visto, ocurrirá la anhelada expansión.
Publicado en El Nacional, el viernes 14 de junio de 2013. 

4 thoughts on “El Emergente. ¿Quién no sueña con la expansión de la LVBP?

  1. La logistica y transporte pienso tambien es una gran traba. Pero se me ocurre algo. Imaginemos la liga actual y que haya una especie de 2da liga, ya sea en paralelo o en otra temporada con equipos "b", asi como el futbol. Equipos mas pequeños, pero que tengan mas dias de espacio para descansar y movilizarse por el pais.¿Te imaginas un equipo de la "1ra division" jugando en la "liga de ascenso" por no haber clasificado?. Al reves tambien, un equipo pequeño jugando el prox año en primera. Es una idea, loca, pero con algun ajuste pudiese funcionar creo…Cuando nacio la liga tampoco habia los grandes avances de ahora, si se plantean la expansion como objetivo y se planifican a largo plazo, lo logran, pero si la vision es del ahora, obvio el futuro no existe.

  2. yo veo el principal problema aquí en Venezuela las vías de comunicación tanto terrestre y aéreas son caótica, en las terrestre no existe autopistas en excelente estado y otro lugares ni existen las lineas aéreas es fatal el servicio siempre ineficientes. por otra parte viene lo de la fanaticada es difícil que un fanático que tiene años siendo fanático de un y cambia por solo el hecho que ahora hay un equipo de su localidad creo que es la mayor traba ese es el que sustenta cualquier equipo profesional

  3. El problema es el formato de la liga, mas que las distancias, definitivamente si zulia le toca jugar en la ceiba… el gasto es una locura… pero el formato no tiene que ser un todos contra todos, ya en el pasado se tenia el formato de dos divisiones (CentroOccidente y CentroOriente), si llevamos la liga a 10 equipos, pudieramos hacer un formato de 3 Diviciones, (Occidente, Centro, Oriente), Occidente y Oriente con 3 equipos, donde clasifica el campeon de la division y centro con 4 equipos donde clasifica los dos primeros, y de alli dos semifinales y una final, reduces los viajes de extremo a extremo al minimo, y tienes la posibilidad de una 4ta expansion al corto plazo: 3ra expan (Bolivar, Tachira) 4ta (Sucre y Falcon) como ejemplo.

  4. lo de las distancias es pura paja..un equipo no neceariamante tiene que ir de san cristobal a puerto la cruz, este puede hacer escalas jugando series en el zulia, luego en barquisimeto , valencia , maracay y caracas , para luego ir a estadio de los caribes..los costos y taquilla?, por favor ! cualquier liga se puede adaptar a la conyontura economica de un pais,si no , vean los casos de las ligas de futbol de africa central o equipos como buffalo bills, el caso del gran premio de hungria o la liga de beisbol de italia.. por ..digan la verdad, los 8 propetarios y este sr prarraga quieren todo el mercado para ellos , los dueños del magallanes y caribes no quieren conpartir mercado ni afcionados con un equipo de bolivar , zulia y lara tampoco lo quieren hacer con una franquicia en le tachira..y lo que es peor y mas egoista, cualquiera de los 8 equipos, en especial magallanes y caracas, no estan dispuestos a dejar que muchos de sus fanaticos andinos y guayaneses , los abandonen para apoyar a un equipo de su tierra..no sean hipocritas y dejen que todos coman y que todos disfruten beisbol..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Te gustaría recibir notificaciones de El Emergente?    Claro que sí Quizás más adelante