Publicidad El Emergente

El Emergente

El Emergente

El Emergente. Los próximos Yasiel Puig

La marcha que ha decidido emprender Cuba hacia el beisbol profesional derivará en un grupo mayor de peloteros tratando de hacer carrera por su cuenta, fuera de la Serie Nacional. ¿Qué hará la federación de ese país?
Alfredo Despaigne
Alfredo
Despaigne ha captado la atención de siete equipos de grandes ligas, y al menos
uno de ellos ha hecho una oferta millonaria para comprar su contrato a los
Piratas de Campeche. Lo publica el blog Zona
de Strike
.
Despaigne
es un veterano de 27 años de edad, miembro de la Selección Nacional de Cuba, que
se ha convertido en protagonista en México gracias a sus estacazos.
En los primeros
24 juegos de su experiencia iniciática en el profesional, puso una línea de
.301/.318/.485. Antes de cruzar el Caribe, ligó para .345/.505/.669 en la eliminatoria
todos contra todos de la Serie Nacional.
No se dejen
engañar por ese pobre promedio de embasado en suelo azteca, con apenas dos
boletos hasta ahora; en su patria, el jardinero consiguió 43 bases por bolas en
43 choques del todos contra todos.
Si de
verdad tiene el contacto y el poder que usualmente ha mostrado, el interés de tantos
clubes de las mayores está justificado.
Despaigne
pudiera tener con qué seguir los pasos que últimamente han marcado Yoenis
Céspedes, Yasiel Puig y ahora Henry Urrutia. Sólo hay un problema para los
compradores: el toletero derecho no está en venta.


Viajó a
Campeche con otros dos compatriotas como parte de un acuerdo entre los Piratas
y la Federación Cubana de Beisbol Amateur y volverá a su país cuando terminen
sus compromisos con los filibusteros, según lo expuesto por esa novena en un
comunicado, dado a conocer el fin de semana, a propósito de los intentos de la
gran carpa de conseguir los servicios del astro antillano.
La marcha
de Cuba hacia el beisbol profesional, que fue anunciada la semana pasada,
tendrá un impacto muy importante en la pelota mundial, con eco en Venezuela.
La primera
reverberación se sentirá en la Serie del Caribe. Antes de que Higinio Vélez,
presidente de la FCBA, bautizara como una política de la federación esta
apertura en ciernes, el regreso a la Confederación de Beisbol del Caribe, el mes
pasado, marcó el rumbo que ahora se emprende.
A Margarita
asistirá una selección nacional cubiche, sin dudas, gracias a la posibilidad de
reforzarse ad-infinitum, y los equipos
que no se preparen para eso corren el riesgo de ser derrotados, aunque justo es
señalar que una selección insular se encuentra actualmente en Omaha, Nebraska, y
no ha podido vencer a un combinado que reúne a los mejores universitarios de
Estados Unidos.
Es muy
probable que Despaigne haya ido a México como un ejercicio de la apertura recién
anunciada. Con él, también viajaron Michel Henríquez y Yordanis Samón, pero
Henríquez se lesionó y Samón fue despedido tras batear para .111 en siete
duelos.
Puesto que
las autoridades cubanas no han estado a favor de dejar emigrar libremente a sus
deportistas, fue todo un riesgo permitir al trío hacer el periplo a Campeche. Es
probable que hayan pactado muy bien con ellos, para garantizar su vuelta.
Muchos
cubanos aprovechan los torneos a los que acuden para quedarse en el extranjero
y probar carrera en las grandes ligas. Pero hay otros a quienes no interesa irse.
Omar
Linares, indiscutible estrella en la isla, nunca aceptó las muchas ofertas para
dar el salto y, en recompensa, le dejaron jugar con el Chunichi, en Japón,
entre 2002 y 2004, cuando su carrera llegaba al final.
¿Qué
sucederá cuando sean decenas quienes reciban permiso de ir a México, Europa o
Asia? ¿Rechazarán el contrato millonario que ahora mismo están ofreciéndole a
Despaigne?
La FCBA
pudiera conseguir un importante ingreso en divisas si vende los derechos de
contratación de sus figuras, como hacen la LMB en México y la NPB en Japón, pero
¿lo hará?
Es mucho lo
que está por verse en este interesante proceso de apertura cubana.
Publicado en El Nacional, el martes 23 de julio de 2013.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.