Publicidad El Emergente

El Emergente

El Emergente

Otro pelotero criollo cambia su nombre: Felipe Rivero ahora es Vázquez

El relevista yaracuyano Felipe
Rivero
ha decidido cambiarse el nombre y pasar a llamarse Felipe Vázquez, para lo cual siguió un
proceso legal que, de acuerdo con un reporte del diario Pittsburgh Post-Gazette, ya concluyó.

Es el segundo grandeliga venezolano en ejercicio que cambia
su nombre, aunque el primero, Yolmer
Sánchez
, en realidad sólo pidió a la prensa, a la oficina de los Medias
Blancas de Chicago, a la MLB y a la Asociación de Peloteros que utilizaran en
adelante su primer nombre de pila.
El segundo nombre de Sánchez, Carlos, sirvió de apelativo al
jugador durante la primera parte de su carrera, hasta que la temporada pasada solicitó
que se refirieran a él como Yolmer.
Rivero, explicó el reporte, pronto usará el apellido Vázquez
en la espalda del uniforme. Ya dejó de ser Rivero a efectos de su identificación
y estatus legal en Estados Unidos, agregó el periódico.

El monticulista se comunicó vía Twitter con los aficionados: «Quiero pedir disculpas a todos los fanáticos que compraron cosas con mi (antiguo) nombre. Sabía que esto venía, pero como fue un proceso largo, no podía decir nada hasta que fuera aprobado (por las autoridades estadounidenses). Ofrezco una disculpa a todos».

El motivo del cerrador de los Piratas es tener el mismo
apellido de su hermana Priscilla, con quien vive en Florida durante el receso
entre campeonatos y quien, al parecer, es una cercana asesora y consejera. 
El
diario le atribuye a Priscilla haberle recomendado al pitcher que rompiera lazos con el
agente Scott Boras y agrega que,
según el lanzador, fue ella la principal negociadora del contrato de cuatro
zafras que firmó el nativo de San Felipe poco después.

Revisa otras noticias de los grandeligas venezolanos haciendo click aquí.

Ignacio Serrano

One thought on “Otro pelotero criollo cambia su nombre: Felipe Rivero ahora es Vázquez

  1. buenisimo que haya roto con BORAS, ,,,, ese agente a dañado el juego, poniendo como avaros y atorrantes a los peloteros que ese malvado usa a su antojo. buena por FELIPE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.