Publicidad El Emergente

El Emergente

El Emergente

Roberto Alomar: un Salón de la Fama en caída libre

El ex jugador boricua, que ganó 10 Guantes de Oro en las Ligas Mayores, fue acusado de abuso sexual y todo terminó, por ahora, con su carta de renuncia como consultor de la MLB
Por Johnny Villarroel
ElEmergente.com
Sucedió en 2014 cuando una mujer, aún no identificada, señaló al ex pelotero boricua Roberto Alomar por acoso sexual en el lugar de trabajo y el caso llegó ahora a una carta de renuncia del boricua.
Las autoridades de las Grandes Ligas iniciaron una investigación que concluyó con una declaración del comisionado Rob Manfred, en las que éste aseveró sobre el puertorriqueño que violó las políticas de la institución, «por lo que se justifica el cese de sus labores». 


Alomar decidió dar un paso al costado a su cargo como directivo y representante del Salón de la Fama de Cooperstown, institución que aceptó su misiva y le dejó marcharse. 
EN POCAS PALABRAS:
«Continuaré dedicando mi tiempo en ayudar a los niños a perseguir sus sueños»
ROBERTO ALOMAR
Si te gusta El Emergente, quizás puedas apoyarme con una mínima colaboración mensual. Haz click aquí y sé parte de esta comunidad

La gerencia de los Azulejos de Toronto, uno de sus clubes en la Gran Carpa, señaló: «Los Blue Jays apoyan la decisión de las Grandes Ligas de rescindir el contrato de consultor de Roberto Alomar  y colocarlo en la lista de no elegible».
Alomar entregó su carta de renuncia a la junta directiva del Salón de la Fama este lunes. Sin embargo, las autoridades confirmaron que la placa del boricua permanecerá en exhibición en el templo de los inmortales, en reconocimiento a lo realizado por el pelotero en el terreno de juego. 
UNA CIFRA: 17
Esa es la cantidad de temporadas que jugó Roberto Alomar en la MLB con los Padres de San Diego, Azulejos de Toronto, Orioles de Baltimore, Indios de Cleveland, Mets de Nueva York, Medias Blancas de Chicago y Diamondbacks de Arizona. Ganó 10 veces el Guante de Oro y en cuatro ocasiones el Bate de Plata.

Johnny Villarroel

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.