El Emergente

El Emergente

QUIETO EN PRIMERA. Bienvenidos a la era de Jacob deGrom

QUIETO EN PRIMERA
Por Alfredo Villasmil Franceschi
Todos los días hay que buscar un motivo para escribirle a
Ignacio una o dos piezas del beisbol dominicano. El Flaco sabe cómo manejar su
sitio web –-hace tiempo dejó de ser un blog– y por eso exige, con razón, la
historia debida. Como vivo en Santo Domingo y cada día más me empapo de la
pelota y peloteros dominicanos, tengo el deber, auto impuesto, de revisar las
actuaciones de los peloteros quisqueyanos. 
A veces Dionisio Soldevila me ayuda
con los gentílicios, a veces Alberto Rodríguez, y otras tantas Baseball
Reference
.


Toda esta explicación es para justificar el dislate que
tendré en la pieza de hoy. Y es un disparate todo esto, porque estamos viendo
un disparate, en el buen sentido de la palabra. El más grande disparate del
siglo. Y es que no importa cuándo leas esta columna, qué día, mes o año la
hayas conseguido, vivimos una era única, una época superlativa. ¡Bienvenidos a
la era de Jacob deGrom!
El lanzador de los Mets de Nueva York ponchó el viernes a 10 en seis entradas. Sólo ocho de los 18 outs del juego no fueron
hechos por él. Y no siguió lanzando porque tenía dolores en el hombro. 
Un
lector desprevenido diría: “Bueno, sí, poncho a 10. Eso tampoco es tan épico
para semejantes hipérboles”. Sí, el punto es este: suma ya cinco compromisos
con doble figura en abanicados… Sí, como lo lee, cinco en diez aperturas.
Perfecto, pero no es para tanto, diría el tozudo fanático,
empeñado en querer siempre menospreciar hazañas –créeme que los hay–. Está bien. Pero es que deGrom, luego de diez salidas, cuenta con una efectividad de
0.56. En 64.0 entradas de labor le han anotado sólo cuatro carreras merecidas y
ha pasado a 103 por las armas. La última vez que le pisaron el home limpiamente
fue el pasado 25 de mayo, en Citi Field. Aquel día, Ryan McMahon le sacó la
bola al derecho.

“Desde el primer pitcheo hasta el último, este pitcher es
especial”, declaró su mánager Luis Rojas, luego del duelo del pasado viernes. “Sus envíos son increíbles”.
El serpentinero suma 10 salidas en la temporada,
en las cuales ha permitido una o menos carreras. Primera vez que esto sucede
desde aquel 1968, cuando Bob Gibson dejó una efectividad de 1.12 en la
temporada, la más baja que se conoce después de 1920. 
“No hay comparación con
nadie”, declaró Edwin Díaz, cerrador de los Mets a la gente de ESPN.com. “Él es
de otro planeta. Lo que hace en el montículo es sencillamente increíble. Ahora
también hasta batea. Todo lo que hace es perfecto”, contó el taponero.

Razón tiene Díaz. No sólo es pitcheo lo de deGrom. Al bate
suma .400 (25-10) con un doble y cinco remolcadas. “Honestamente, creo que en
este momento es el mejor pelotero del beisbol”, afirma Díaz. 
¿Qué piensa usted?

Lo cierto del caso es que el pasado viernes, un total de 26.637 aficionados plenaron el Citi Field, primera vez que sucede tal cosa
desde el 29 de septiembre de 2019, para ver a deGrom lanzar y todos gritar al
unísono: ¡MVP! ¡MVP!

«Los fanáticos de los Mets han sido geniales
conmigo», dijo deGrom. «Tener tantos fanáticos aquí esta noche, fue
increíble. Me alegro de tenerlos de regreso».

El derecho abandonó el compromiso del pasado viernes luego
de seis entradas de trabajo. Sentía dolores en el hombro. Al parecer no es nada
grave.

«Mi nivel de preocupación no es demasiado alto»,
dijo deGrom al periodista Bradford Doolittle de ESPN.com sobre su lesión en el
codo al consumarse la victoria de los Mets por 3-2. «Estoy bastante seguro de
que será algo que podamos tratar y, con suerte, no perdernos ningún turno en la
rotación».
El estratega de los Mets anda tranquilo. «Si Jake no
está preocupado yo no debo estarlo», dijo Rojas. «Este es un tipo que
conoce muy bien su cuerpo, conoce muy bien su brazo».

Esperemos la próxima salida del diestro. Quizá le caigan a
palos y su efectividad se transforme, de repente, en algo normal. Ya nos ha
regalado 10 salidas inigualables y nos ha hecho vivir momentos muy pocas veces
vistos en la pelota.

Listo, se acabó el juego.
Alfredo Villasmil
Alfredo Villasmil es periodista deportivo desde hace tres décadas y ha trabajado en algunos de los medios impresos de mayor tiraje en Venezuela, como el diario Meridiano y Últimas Noticias, donde ha sido columnista especializado en beisbol. Actualmente reside y ejerce en la República Dominicana.

One thought on “QUIETO EN PRIMERA. Bienvenidos a la era de Jacob deGrom

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Te gustaría recibir notificaciones de El Emergente?    Claro que sí Quizás más adelante