El Emergente

El Emergente

A Tomás Troncoso con cariño !

Con la suspensión de la temporada de las Grandes Ligas de 1994, los jugadores boricuas le gritaron al mundo que iban en serio y no estaban relajando.

Como no teníamos el desarrollo de las redes sociales de hoy en día, ni del Internet. No había mucha información al respecto y fue entonces cuando Tomás Troncoso llamó a la redacción deportiva de El Nacional de Santo Domingo.

Leo Corporán, editor del vespertino, asignó al novato de turno para que asistiera a Tomás y le sirviera los detalles de la Liga Puertorriqueña a través de los cables de los corresponsales de Prensa Asociada.

Con un robo de home, Roberto Alomar en el día de apertura dio a conocer las intenciones boricuas “pa que tú lo sepas”. Claro que sí Mayagüez hubiera ganado no tenían las intenciones de armar el Dream Team.

Fue la primera vez que tuve contacto con Troncoso Cuesta, recordando un viaje a los entrenamientos primaverales en Vero Beach,Florida. Siendo Director de Prensa del Licey compartimos buenas temporadas.

Recordando aquella oportunidad que tuve que acompañarlo haciendo la antesala del Licey. Tantas veces que lo vi desde los bleachers, de oírlo también desde Moca mientras crecía.

Era la voz que se quedaba con nosotros, luego del último out del campeonato, mientras entrevistaba a los ganadores, luego a la Serie del Caribe.

Esa espera religiosa de cada sábado del “Gran Bloque Hípico Deportivo” por Rahintel, canal siete de televisión abierta de Santo Domingo.

Transmisiones de radio y televisión de las Grandes Ligas antes de regresar de nuevo al invierno con Licey y así repetir el ciclo de nuevo durante cada año.

Dividir el horario a partir del mediodía con Tano Martino hasta la doce y media en HIZ; Lucky Seven en el Aire en RTVD Radio, hasta la una. Regresar a HIZ con los Deportes en Marcha de Tomás y terminar de nuevo con Lucky Seven.

Con la llegada de ESPN Radio Dominicana, junto a Yohanna Núñez y Antonio Puesán, íbamos a las nueve antes de Tomás y Tommy.

Ah!!! y como se llamaba nuestro programa, pues Ligas Menores en Acción. Casi como el legendario programa de Grandes Ligas en Acción que junto a Roosevelt Comarazamy y Fernando Gonzalez Tirado produjeron por alrededor de treinta años por la estación Radio HIZ Broadcasting Nacional.

Te lo decía Tommy, déjalo volar cuando se meta a recordar el béisbol del pasado en el túnel del tiempo, no lo interrumpas Tomás Manuel, ahí él se siente bien. Ahora voló, se fue por el túnel y ya no lo puedes hacer regresar más.

A través de la cuenta de twitter de Tommy Troncoso. Su hijo fue quien dio a conocer en la mañana de este lunes su fallecimiento, el de uno de los más emblemáticos y carismáticos cronistas deportivos de la República Dominicana.

Tomás Troncoso tenía 86 años y nació el 29 de septiembre de 1935 en Ciudad Nueva, Santo Domingo, fue parte de la primera transmisión de un juego de las Grandes Ligas en el país junto al narrador Billy Berroa, Max Alvarez y Ellis Pérez en 1962.

Ya los viejitos que nos habían trillado el camino con su trabajo desde el siglo pasado en el periodismo deportivo nos están dejando solos.

En una ocasión le comenté a Osvaldo Rodríguez Suncar, siendo compañeros en el periodico El Nacional: “Caramba Ozzie, pero los grandes periodistas de antes, nuestros viejitos, de la primera vez que subí al palco de prensa ya no están, ahora el más viejo eres tú. Cuidate !!!

No les diré con cuáles epítetos me respondió aquella vez Rodríguez Suncar, actual director de prensa de las Estrellas Orientales.

Sé que Manolín, el papá de Tomás, su mamá la actriz Doña Estela Cuesta y Fernando González Tirado fueron los primeros en recibirlo en el cielo.

Y de seguro que a esa reunión celestial, bueno, los que fueron aceptados, no se hicieron esperar Max Reynoso, Freddy Mondesí, Lilín Díaz, Ramón y Jhonny Naranjo.

Fidencio Garris, Félix Acosta Nuñez, Cuqui Córdoba, Billy Berroa, Jorge Bournigal, Luis Bournigal, Renaldo Bodden y Mickey Mena, todos ellos presentes en el palco de prensa del séptimo cielo cuando subí por primera vez.

Esa figura que confundíamos con José Jasd, que tenía un jacket rojo (Cardenales de San Luis), pero que era del Licey y que estuvo con nosotros en cada juego junto a Guelo Tueni en las transmisiones radiales del invierno, cierra un ciclo en nuestras vidas, uno al que llegaremos tarde o temprano !!

Gracias  Tomás: «Hasta entonces, buenos días y nos vemos».

LEE TAMBIEN

Por Alexander Gómez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.