El Emergente

El Emergente

Cooperstown aclama a McGriff y vuelve a maltratar a Clemens y Bonds

Por Ignacio Serrano

La inmortalidad beisbolera de Fred McGriff llegó 12 años tarde, pero llegó. El slugger que infundió respeto en la MLB por sus batazos de largo alcance, campeón jonronero en ambas ligas, figura de los diamantes entre 1986 y 2004, fue electo por unanimidad para el Salón de la Fama de Cooperstown, en un proceso que nuevamente maltrató la carrera y legado de Roger Clemens y Barry Bonds.

McGriff sacudió 493 cuadrangulares en su carrera de 19 temporadas, la misma cantidad que Lou Gehrig. Llevó 1.550 carreras al home. Y es, en buena medida, el símbolo del juego limpio en la Era de los Esteroides, con su cuerpo delgado, sin exagerada masa muscular, que sin embargo era capaz de poner la pelota con frecuencia al otro lado de la barda.

Todo eso fue honrado este domingo por el Comité de la Era Contemporánea del comité de veteranos. Porque fue seleccionado por votación unánime de los 16 panelistas encargados de la decisión.

«Ya era tiempo. No podría estar más feliz y emocionado, no solo por uno de mis mejores compañeros de equipo, sino por una de las mejores personas con quienes he jugado. Felicitaciones, Crime Dog»-

EDDIE PÉREZ

«BENDECIDO»

McGriff saltó a las Mayores con los Azulejos, y en Toronto tuvo 3 de sus 9 cosechas sobre 30 cuadrangulares. Terminó como líder jonronero en 1989, con 36, en un torneo en el que también encabezó la Americana con .924 de OPS y .164 de OPS ajustado.

También defendió a los Padres de San Diego, Bravos de Atlanta –donde coincidió con el venezolano Pérez–, Mantarrayas de Tampa Bay, Cachorros de Chicago y Dodgers de Los Ángeles.

«Qué honor», exclamó McGriff, al ser entrevistado para MLB Network via Zoom. «He sido bendecido toda mi vida y sigo siendo bendecido. Me siento muy honrado de ser elegido para el Salón de la Fama. Quiero agradecer al Comité. Sé que es difícil decidir, saber por quién votar y por quién no votar, por lo que es un gran honor ser elegido por unanimidad».

Los 16 encargados de votar se reunieron en San Diego este fin de semana, como parte del inicio de los Winter Meetings.

Fueron ellos los también inmortales Greg Maddux, Jack Morris, Ryne Sandberg, Lee Smith, Frank Thomas y Alan Trammell; los ejecutivos Paul Beeston, Theo Epstein, Derrick Hall, Arte Moreno, Kim Ng, Dave St. Peter y Ken Williams; y los cronistas Steve Hirdt, LaVelle Neal y Susan Slusser.

Para lograr la placa de bronce era necesario obtener el 75 por ciento de los votos. Y solo McGriff lo consiguió, al ser aclamado por unanimidad.

POSTERGADOS

La lista de postergados es llamativa. Porque otros siete estelares aparecieron en la planilla.

El sitio BaseballHall.org informó sobre la votación de cada quien. Don Mattingly recibió ocho votos, la mitad. Fue seguido por Curt Schilling (7) y Dale Murphy (6).

Los cuatro astros cuya reputación está manchada por el dopaje quedaron al final del listado. Y ni siquiera se reveló cuántos votos obtuvieron. El parte oficial dice que Albert Belle, Bonds, Clemens y Rafael Palmeiro lograron «menos de cuatro» papeletas, lo que deja la duda en cuanto a si tan siquiera sumaron un voto.

Los cuatro y Schilling tienen números suficientes para lograr la trascendencia. Pero no son populares, debido a sus faltas.

Alguien apuntó que Schilling ya sería parte del Salón de la Fama si no existieran las redes sociales, donde ha desarrollado un perfil conservador y a menudo políticamente incorrecto, con opiniones polémicas y combativas. Bonds admitió en el juicio BALCO haber consumido esteroides y hormona de crecimiento humano. Palmeiro dio positivo por esteroides al final de su brillante carrera. Clemens ha sido señalado como usuario de sustancias prohibidas por una investigación federal y hasta por su amigo y ex compañero Andy Petite.

HASTA 2023

McGriff se retiró con promedios de .284/.377/.509 y casi 1.000 extrabases (sumó 938). Era elegible desde 2010, hace 12 años. Pero esos 7 cuadrangulares que le faltaron para los 500 probablemente fueron la razón por la que no fue aclamado a través de la Asociación de Cronistas de Beisbol.

Su caso nunca fue popular entre los miembros de la BBWAA. Generalmente rondó el 20 por ciento de los votos, con un pico de 39,8 por ciento en su décimo y último año de elegibilidad, en 2019.

“Me sometí al criterio de muchos ex jugadores y todos dijeron que tuve una gran carrera, que debo estar en el Salón de la Fama», sonrió McGriff. «Así que realmente estoy feliz. Es un momento tan especial, ser un hall of famer…».

El slugger es uno de apenas cuatro toleteros que han sido líderes de vuelacercas en ambas ligas. Y fue el primero en sacudir al menos 30 bombazos con cinco franquicias diferentes.

LEE TAMBIÉN:

Lista definitiva: son 37 los agentes libres venezolanos en la MLB

DOS DATOS. David Concepción es quien más cerca ha estado de Cooperstown a través del comité de veteranos, al llegar a 63 por ciento. De nuevo será elegible en 2025. Omar Vizquel, Bob Abreu y Francisco Rodríguez participan en la otra elección, la de peloteros recién retirados, a cargo de la Asociación de Cronistas. Ese proceso cierra el 31 de diciembre y los resultados se revelarán a mediados de enero.

(Ignacio Serrano)

Foto: @bluejays

Ayuda a que El Emergente no se pierda un juego.

Colabora con este proyecto en la página patreon.com/IgnacioSerrano. O apóyanos con cualquier monto a través de paypal.com/ignacioluiserrano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gustaría recibir notificaciones de El Emergente? Claro que sí Quizás más adelante