El Emergente

El Emergente

Un extraterrestre llamado Miguel Cabrera

Quieto en primera
Por Alfredo Villasmil Franceschi

Cuando se habla
de Miguel Cabrera hay que ser ponderado y no perder la sindéresis. Son tantos
los batazos de todos los calibres, tan superlativos los números que coloca el
maracayero, que debemos hacer un ejercicio de ascesis para analizar
objetivamente, o por lo menos sin parcialidad patriota, los números puestos
hasta ahora por el inicialista y designado de los Tigres de Detroit. Parece que fuera un extraterrestre, alguien de otro mundo. 
Desde que regresó de la lista de incapacitados, el
pasado  15 de agosto, el inicialista y
ahora designado de los Tigres de Detroit no ha dejado de batear. De hecho,
antes de comenzar la jornada de este jueves, el criollo acumulaba 10 juegos
seguidos conectando por lo menos un hit y en los 7 últimos han sido jornadas de
dos o más cohetes. Su average es de .371, el más alto para cualquier pelotero
desde 2001. Sobre todo si hablamos de un bateador derecho.

Lo que ha hecho el
criollo
es algo sin parangón en la historia del equipo. Si este miércoles
suena dos o más hits, sería el primer pelotero de los felinos de la ciudad de
los motores en sumar ocho cotejos multihits desde 1948, cuando Hoot Evers lo
hizo entre el 5 y el 11 de julio.   Mucha
gente dice que todo esto se debe a que el criollo no tiene la presión de ganar
por ganar, ya que los Tigres no están compitiendo por un puesto en la
postemporada. Pero esto no parece ser así.
El venezolano sigue trabajando como siempre, con mucha
ética. “Si veo a alguien que no está practicando o haciéndolo bien antes de que
comience el juego, soy el primero en decirle que lo haga bien”, le declaró el
pelotero al periodista James Schmell, del Michigan
Live
. Para el pelotero todos los jugadores del club tienen aspiraciones y
quieren ganar. Si bien es cierto que anda en el foso de la división central de
la Liga Americana, también es verdad, que solo le separan 5.5 cotejos del
puesto del comodín.
“Yo observo  a todo el mundo”, comenta el recio tortero.
“Veo que todos hablan, que todos pujan. Todos queremos tener una racha
ganadora, pero para que eso ocurra, tienes que ganar un juego primero”. El problema
es que el equipo en cuestión ha perdido cinco en fila. “Todos nos sentimos
bien, yo me siento bien. El problema es que no estamos jugando como equipo, por
eso no tenemos los resultados esperados. Ahí está el detalle”.
¿Hasta dónde llegará el poder de este paleador? Un promedio
de .371, un OBP de .473 y un slugging de .604 demuestran lo superlativo de la
temporada del criollo. Aún no asume el liderato de bateo, pero de seguir como
va, tomando cuatro turnos por juego, en dos días volverá a reinar en la Liga
Americana y le demostrará a todos que es el mejor bateador de todo el beisbol,
pero por lejos.
Listo, se acabó el juego



En Twitter:
@alfredvillasmil

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Te gustaría recibir notificaciones de El Emergente?    Claro que sí Quizás más adelante