Publicidad El Emergente

El Emergente

El Emergente

¿Quién merece ser el Manager del Año?

El Emergente
Por Ignacio Serrano
No hay premio más subjetivo en el beisbol que el otorgado al Manager del Año.

Buddy Bailey es el mejor ejemplo de esa subjetividad. Ganó seis coronas con los Tigres y se metió en 8 finales de 10 posibles, una cosecha que no ha sido igualada por piloto alguno en la LVBP.

Es difícil hallar a un analista que no considere a Bailey como el mejor estratega de las últimas décadas en Venezuela, una lista que se nutre con leyendas como Oswaldo Virgil y Felipe Alou. No muchos aficionados disentirán de ello.

No es un manejador de grupos. Hay peloteros que le respetan y jugadores que le guardan encono. Pero se las ha arreglado para sacar lo mejor de sus dirigidos, le odien o le quieran, y en el juego táctico es un implacable jugador de ajedrez.

¿Cuántas distinciones como Manager del Año acumula este laureado timonel? La fantástica suma de… una.

Siempre hay un técnico insurgente, que se lleva los votos gracias a la sorpresa que causa. O un dirigente cuyo elenco no es favorito, pero domina. Lo usual en los votantes no es premiar el éxito per sé, sino la subjetividad nacida del hacer mucho con poco.

Las estadísticas respaldan al posible Jugador Más Valioso y al Pitcher del Año. Al mejor novato no se le evalúa por cómo maneja la presión, sino por sus estadísticas. El piloto premiado, sin embargo, casi nunca es el que suma más victorias.

Esa es la duda casi cartesiana que nos embarga cada enero, cuando debemos llenar la planilla de Numeritos Gerencia Deportiva con los Grandes de la Temporada.

Hay que premiar el éxito. Hay que premiar la estrategia. Hay que premiar la capacidad para inspirar y sacar lo mejor de cada quien. Pocas veces el paquete lo incluye todo.

Bailey parecía enrumbado a ganar su segundo Manager del Año, al acercarnos a diciembre. La Guaira cabalgaba, él movía las piezas con la maestría habitual y el plan que propuso en marzo se cumplía como mecanismo de relojería.

Luego, el torneo tuvo sus giros. Mientras los Tiburones resbalaban, afectados por lesiones, Magallanes mantenía e incluso mejoraba el paso. No hubo timonel más consistente que Carlos García, contando las dos mitades y la tabla acumulada. Y lo hizo con menos grandeligas que de costumbre.

El Almirante es un dirigente conservador, que gusta del toque y aplica viejos axiomas a rajatabla; por eso tantos relevistas, dependiendo del bateador rival. No sorprende, pero gana. Eso importa más.

Al final, votamos por un tercero. Henry Blanco ganó menos juegos que aquellos dos, aunque la segunda mitad de los Bravos resultó excepcional. Sin embargo, llegamos a una decisión después de constatar dos aspectos del antiguo receptor que nos entusiasman.

Blanco motiva, cambia actitudes. Convirtió en figuras a peloteros sin experiencia. El drástico repunte de Margarita tuvo mucho que ver con su llegada y con asumir la idea de que nada es imposible, si se lucha con fe.

A eso añadió un milimétrico manejo del pitcheo y unos modos tácticos que se nutren del nuevo análisis. Le gusta rebuscar entre los reportes y las estadísticas, probar ideas nuevas, como aquella de usar a Eliézer Alfonzo como segundo bate.

Es muy posible que estemos ante el próximo estratega venezolano en las Grandes Ligas. Ya inició el camino en esa ruta, y merece adornarlo con el premio al Manager del Año.

Publicado en El Nacional, el domingo 10 de enero de 2015.

9 thoughts on “¿Quién merece ser el Manager del Año?

  1. Sacando números, creo que a Luis Dorante no se le ha dado reconocimiento por su trabajo este año…solo con observar el incremento de la cantidad de victorias del Cardenales y el año positivo de muchos de sus integrantes debería tener una buena cantidad de votos..lástima que gracias al formato de esta temporada todo eso no se tradujo en la clasificación, pero eso no debería demeritar el trabajo de Dorante

  2. Respetando opiniones.

    Como dice el compañero Jesús,a Dorante ni siquiera lo nombran.
    Injusticia es lo que veo.

    Con respecto a Bailey, practicamente nunca le dan los meritos a Bailey, siempre buscan apremiar a otros manager, sabiendo que Bailey les ha dado cátedra a muchos (y a la calladita) en esta pelota, ahi están los resultados, el equipo de la guaira que clasificó galopando, no fue por sus grandes ligas, y de hecho fue puntero en la primera vuelta, además le ganó la serie particular a varios equipos, incluyendo al del famoso almirante por y amplio margen…

    Con respecto a Henri Blanco, le deseo lo mejor, pero para ese premio, ni que lo adornen como lo adornen, le falta como demasiado.

  3. Esta es tu justificación para votar por Blanco? o es un artículo para inducir el voto?

    En mi opinión, el Manager del Año debería ser para el mejor estratega, aquel que guió a su equipo a ganar juegos consistentemente sin jugar con las estrategias que permitió el sistema de puntos, es decir, Bayle y los Tiburones se conformaron con la clasificación del 15 de Noviembre, hasta el punto de dar descanso a su mejor bate durante un largo periodo. Hablar de Blanco sólo es posible por el sistema de puntos, ya que, de haber sido la clasificación en una sola ronda, se estuviese hablando de Pedrique y no de Blanco. Por lo tanto, esta temporada no hay mejor manager que Carlos García, ya que como se refiere el artículo, llevó al Magallanes a ganar, ganar y ganar durante toda la temporada. El equipo terminó de primero en cualquiera de las combinaciones que se puedan hacer, es decir, mostró consistencia.

    1. De acuerdo, Mas alla de Garcia hay otros candidatos por encima de Blanco, Al Amigo Ignacio normalmente muy buen analista, este año se le estan viendo las costuras. Creo

  4. Henry Blanco ? un equipo con Record Negativo, Amigo Ignacio ese premio seria posible solo al mismisimo y criticado formato. Ok repuntaron en la 2da parte, pero aun asi en condiciones digamos Normales no pasaban del 7mo puesto con ese record de 28 y 35. Seria la unica liga donde el dirigente del año si no me equivoco tendria 7 juegos por debajo de 500. Eso es inexplicable. Entonces el MVP debe ser Jose Ozuna o alguno de ellos. En mi opinion Bayly, Garcia, el mismo Pedrique tienen meritos. Lidiaron con tanto o mas problemas que Otros.

  5. Me oarceria extraordinario la nominacion a Henry Blanco porque cuando tomo el mando el equpipo solo habia ganado 4 juegos y a mediados de temporada (claro esta que con este nuevo formato lo ayudo), es verdad sobre Buddy Y Carlos (tiene equipo de ensueño para esta temporada), y ganaron el 1 y 2, tambien tenemos a Alfredo como el segundo equipo con mas victorias, y Luis que supo dirigir como en tablero de ajedrez, sin dejar a Omar que con las lesiones y sin un verdadero 4to bate, pero al que yo daria como puesto de honor seria para Eduardo Perez pues cuando tomo al equipo ya restaurado se lo desmenbraron y apostaron a la juventud sacando desde sus mangas la formulas de exito hasta clasificar un equipo que para muchos no tenian oportunidad, Importante todos sus comentarios del porque de cada manager pero lo que creo es de un dirigente de no contar con argumentos y hacerlo posible es un ganador (como lo fue Bobby Cox de atlanta siempre se las ingenio para ser el primero de su liga)

  6. Ignacio vota x blanco xq simplemente agarro un equipo sin rumbo. Y con solo 4 ganados los llevo de punta a punta en la segunda ronda. Recuerden que en la primera mitad no estaba blanco. De paso agarro un equipo sin un líder y sin nombre sobresalientes. Y jugadores de renombre y grandes ligas es lo que le sobra a magallanes la Guaira y Caracas. Por eso me atrevo a decir que Ignacio lo que ve es eso. Que blanco hizo mucho con nada. Al contrario que bayley garcia y pedrique que hicieron mucho con mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.