Publicidad El Emergente

El Emergente

El Emergente

EEUU se queda con la corona de Pequeñas Ligas y Venezuela se lleva el premio a la deportividad

La Eastbank Little League de Louisiana ganó por blanqueo a
sus rivales de Curazao este domingo, en la despedida del popular torneo
infantil celebrado en Williamsport
Por Ignacio Serrano
ElPlaneta.com

La 73ª edición de la Serie Mundial de Pequeñas Ligas terminó
este domingo con una joya de pitcheo, una corona que quedó en casa y un
reconocimiento especial que viajó hacia el sur, en el equipaje del equipo de representativo
de Venezuela.
El jovencito Egan Prather, pitcher abridor de la Eastbank
Little League, tiró un juego completo que resultó ser blanqueo, una férrea
actuación de dos hits, seis ponches y dos bases por bolas, que adormeció por
completo el lineup de la Pabao Little League y le dio a los estadounidenses el
título de la justa, al vencer 8 carreras por 0 a los representantes de Curazao.
Es la primera vez en más de siete décadas que una divisa
procedente de Luisiana alza el trofeo al campeón.
La competencia que durante casi dos semanas se llevó a cabo
en Williamsport, Pennsylvania, cerró en una vistosa jornada, con centenares de
personas llenando los espacios disponibles en el Howard J. Lamade Stadium y las
cámaras de ESPN presentes para la transmisión nacional.
Prather no se acoquinó con el escenario y el compromiso.
Contó con una ventaja tempranera, pues los suyos pisaron el plato una vez en el
primer inning, para no perder nunca la ventaja. Y ante tal panorama, resultó
imbateable para sus adversarios.
Los organizadores homenajearon al conjunto salido de los
suburbios de Nueva Orleáns, que el sábado se había adueñado del cetro que le
distinguía como campeón de los Estados Unidos, al derrotar a Hawaii en las
semifinales.
Reece Roussel disparó dos hits en tres turnos contra los
antillanos y quebró el record de cohetes en una edición, dejando en 17 la nueva
marca. Marshall Louque también respaldó a los ganadores con tres indiscutibles
en tres viajes, anotando su nombre en el libro que recoge las crónicas de la
cita como nuevo dueño del récord de siete dobletes en una contienda, esta de
2019 que así finaliza.
América Latina no se fue con las manos vacías. La Pequeña
Liga Cacique Mara, de Venezuela, se llevó a Maracaibo, su ciudad de origen, la
distinción a la mejor conducta dentro y fuera de terreno, el Premio Jack Losch a
la Deportividad.
Se trata de un reconocimiento con especial valor, porque se
entrega después de realizar una votación entre los clubes participantes y sus
miembros.
Los muchachitos venezolanos cautivaron a los organizadores y
a sus adversarios por su forma de conducirse, por su manera de celebrar y el
modo en que supieron manejarse frente a los contrincantes, de acuerdo con los reportes
de prensa.

Japón, a primera hora, derrotó a los hawaianos y se apoderó del tercer lugar.

Publicado en El Planeta de Boston, el domingo 25 de agosto de 2019. (Aquí tienes el original.)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.