El Emergente

El Emergente

¿Qué le espera con los Rays a Jesús Aguilar?

EL EMERGENTE
Por Ignacio Serrano
La carrera como grandeliga de Jesús Aguilar estaba
estrechamente ligada a Milwaukee. Luego de crecer como prospecto de los Indios,
llegar a las Mayores con Cleveland y esperar durante largo tiempo por una
oportunidad con la tribu, encontró con los Cerveceros ese sitio donde poder
jugar sin presiones y demostrar lo que es capaz de hacer con un bate en las
manos.

Las pruebas de sus habilidades se tradujeron en el Premio Luis
Aparicio, en 35 jonrones, en 108 impulsadas, en su primer llamado al Juego de
Estrellas y un average que rondó los .300 durante casi todo 2018.
Hasta su cuenta personal en Twitter parece enraizada a la
escuadra lupulosa, al incluir el sufijo MKE después de su nombre y apellido.
En Milwaukee ganó fama y respeto. Comenzó la temporada
pasada como integrante de la banca y desplazó Eric Thames, que llegaba de Corea
del Sur con un contrato multimillonario y multianual, convirtiéndole en
suplente a fuerza de batazos.
La historia cambió en esta zafra. El lento inicio del nativo
de Maracay se unió al ímpetu de Thames con el madero. El contraste es obvio,
con 15 cuadrangulares y .856 de OPS para el estadounidense, contra 8
vuelacercas y .694 del venezolano. Era lógico que aquel reconquistara la
titularidad y dejara al aragüeño limitado a un rol de bateador emergente y
primera base contra los pitchers zurdos.
¿Cambia eso en Tampa Bay? El interés demostrado por los Rays
en las últimas semanas, el que hayan ido al mercado hasta finalmente adquirirlo
en un traspaso, es una buena noticia para Aguilar. Nadie busca un pelotero en
la MLB para simplemente condenarlo al ostracismo. Bien. El criollo aporta
fuerza, que no abunda en su nuevo lineup, y un contrato barato, menor a 700.000
dólares, que no es elegible para el arbitraje hasta después de terminado 2020 y
que le impide ser agente libre antes de finalizar 2023.
No todo está servido para él, sin embargo. El manager Kevin
Cash no se casa con ideas fijas. Va a probar su nueva pieza, pero tiene otros
tres inicialistas. Uno es derecho, como el maracayero, Travis d’Arnaud, cuyo trabajo principal es el de receptor, y dos son zurdos, Ji-Man Choi y el novato Nate Lowe.
El potencial de Aguilar es mayor. Por eso
lo buscaron. A Lowe lo enviaron este jueves a Triple A, a pesar de que bateaba
para .294, con .875 de OPS y un premio al Jugador de la Semana hace pocos días.
Choi sigue allí. Es plausible esperar que Cash le alterne con el asiático,
dependiendo de la mano del pitcher rival.
También es previsible que el piloto le dé algo de acción
ante los diestros. Necesita saber qué tiene en sus manos. Especialmente porque
su nuevo toletero batea para .309/.361/.545 desde el 25 de junio, con .906 de
OPS, y porque curiosamente posee mejores números contra los lanzadores de su
mano (.740 de OPS este año, contra .616 ante los siniestros).

Y eventualmente el sacrificado podría ser Avisail García, si el estratega opta por enviar al designado Austin Meadows al outfield.

Sale de un equipo ganador a otro que también lo es. Pasa de
un Miller Park propicio para la ofensiva a un Tropicana Field que igualmente la
facilita. Va a jugar con muchísima frecuencia en algunos polígonos de tiro, que
tal cosa son los estadios en el Este de la Liga Americana, y el pitcheo allí no
es lo que era antes, con esa rotación de los Yanquis, el irregular staff de los
Medias Rojas y la lágrima que son los Azulejos y los Orioles. No es malo.
Aunque habrá que ver cómo reaccionan sus rodillas, tobillos y cadera a la
exigencia de actuar sobre la grama artificial de su nuevo hogar.
No es el panorama ideal. Tendrá competencia y deberá
demostrar que merece creciente tiempo de juego. Pero este debe ser también el
mejor momento para enfrentar el desafío, porque está encendido con el madero
desde hace más de un mes y en 2018 se demostró a sí mismo, y a todos en las
Grandes Ligas, que tiene talento para brillar entre las mejores estrellas del
beisbol.

Columna publicada en El-Nacional.com, el jueves 1° de agosto de 2019.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.