Publicidad El Emergente

El Emergente

El Emergente

Jiménez, Etherton y Amarista van a la Serie del Caribe

Entre los disponibles para el clásico regional también aparecen Manny Ayala y César Suárez. No pocos indicaron que están dispuestos a jugar sin importar el equipo que vaya a Puerto Rico

Luis Jiménez
Luis Jiménez no lo piensa mucho cuando se le pregunta si asistirá a la Serie del Caribe. «Claro. Es una experiencia que no he vivido. Ya estoy en la primera final de mi carrera y me entusiasma la idea viajar a Puerto Rico», señaló el slugger larense, que fue tomado en la ronda de sustituciones por Caribes.
Jiménez firmó un contrato de ligas menores con los Marineros de Seattle y su convocatoria a los entrenamientos de primavera está pautada para el mes de marzo. «Tengo suficiente tiempo para descansar».
Alexi Amarista, el camarero estrella de Anzoátegui, también aparece en la lista de disponibles, junto con el derecho Manny Ayala, César Suárez y Niuman Romero.
«Sí, por qué no. Sería bueno lanzar allá», soltó Ayala, que abrió los partidos 1 y 6 de la final.

«Estoy convencido en un 80%», advirtió Romero. «Vamos a ver qué sucede, pero estar allí con este equipo, sería muy emocionante. Un premio adicional porque significaría que logramos el campeonato».

Alex Núñez, en la acera de los Tigres, es uno de los primeros en decir presente, con vistas al clásico.

«No tenemos una lista, pero en todo caso puedes anotar allí a todos los que no tienen invitación para el spring training o un cupo en los rosters de 40», dijo el utility, veterano de cinco series regionales. «Yo por supuesto que quiero ir».

Ramón Castro no viajó en el charter a Puerto La Cruz, pero es posible que se ofrezca y algunos de sus compañeros lo refrendan. «Hay que preguntarle a (el trainer Rafael) Caldera», apuntó Núñez. Pero Castro tendrá luz verde para tomar práctica de bateo en esta semana que comienza, último paso que le queda para completar la rehabilitación de la mano fracturada.

Los pitchers Órber Moreno y Seth Etherton estás dispuestos a ir con cualquier equipo, en la esperanza de que buenos desempeños se traduzcan en un contrato en el exterior.

Otro lanzador, Rosman García, no sólo desea asistir, también le gustaría formar parte de la rotación, aunque ya tiene un convenio para regresar al beisbol mexicano.

Al novato César Ciurcina también le seduce la idea. Nunca ha estado en una Serie del Caribe y sería el colofón para una temporada completamente inesperada para él, pues creía que se la pasaría en la paralela y la termina como lanzador de la final.

«Pero debo primero a hablar con mis jefes, porque la próxima semana tengo que reportarme a la academia (de los Mellizos de Minnesota) en Guacara», advirtió Ciurcina. «Dependiendo de lo que me digan, puedo ir con cualquiera».

Etherton o Ramírez vs. Caguas

Seth Etherton cree que podía ir más lejos en el quinto juego de la final. Es lo que usualmente dicen los lanzadores, luego de ser sacados por sus managers, aunque en este caso hay razones para pensar que era cierto: el as de los Tigres había tirado cinco entradas en blanco y a los últimos tres hombres que enfrentó los ponchó.

Etherton espera acudir a la Serie del Caribe, salvo que a última hora consiga un contrato en las ligas menores, y su rival del viernes, Ramón Ramírez, también anunció su disposición a lanzar en el clásico regional. Ambos tendrán sus cuatro días de descanso para poder actuar en el encuentro inaugural, ante los Criollos de Caguas, y repetir en el sexto juego, ante el campeón mexicano.

El cubano Amaury Sanit, según reportes, se ha ofrecido para formar parte de la rotación venezolana y Aragua cuenta con otros dos posibles iniciadores para Venezuela, Rosman García y César Ciurcina, lo que, en principio, reduciría la búsqueda de abridores a sólo un pitcher más, que podría ser Manny Ayala, en caso de no tener molestias físicas después de su apertura del sexto juego.

Alexander Mendoza colaboró con esta nota. Publicado en El Nacional, el domingo 30 de enero de 2011.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.