El Emergente

El Emergente

Política para publicar comentarios en El Emergente

Esta página El Emergente tiene una política de moderación de comentarios, debido a la queja (muy razonable) que muchos participantes, usuales o eventuales, han planteado por diversas vías en contra de las expresiones soeces y las groserías, siempre innecesarias.
No es posible escribir libremente, ante las reiteradas agresiones de algunos pocos. Todo comentario es revisado por un editor, antes de darle finalmente el visto bueno a aquellos posts cuyos autores sepan expresar sus puntos de vista con la corrección que quisiéramos en nuestros hogares y en nuestra Venezuela.
No significa esto el fin de las polémicas e incluso de las críticas que quieran hacerse entre los participantes y hasta con los autores de El Emergente. Pero los términos malsonantes, las expresiones desconsideradas, frases o nombres de usuarios que agredan o hagan burla no recibirán la aprobación ni serán publicadas.
Hasta el mayor de los disgustos puede describirse sin tener que llegar a la agresión o la grosería.
Este cronista lamenta que hayamos llegado a este punto, porque todos deberíamos ser capaces de debatir respetuosamente, y moderar los comentarios consumirá un tiempo que podríamos emplear en investigar o subir noticias, para consumo de todos.
Gracias por comprenderlo.
Ignacio Serrano

2 thoughts on “Política para publicar comentarios en El Emergente

  1. Sr. Serrano a propósito de sus respuestas a comentarios que yo hice relacionados a un reportaje suyo sobre tim tolman me veo obligado respetuodamente a respondera los mismos
    1. Hice uso del espacio que usted mismo creo ademas respetando las reglas que usted estableció.
    2. Mis comentarios son la expresión libre de lo que pienso y debe respetarlos aun cuando no los comparta pues con ellos no he ofendido a nadie, usted pregona según.mi opinión una cosa que no practica ( la tolerancia )
    3. Exige buenas formas y ponderación pero usa expresiones desproporcionadas de entrada al responder a mis comentarios
    4. No me parece que le hace bien a su columna establecer dimes y diretes( careos) con sus seguidores y lectores, se hace un flaco favor a usted mismo
    Le dejo lo siguiente de Sor ines de la Cruz "hombres necios que juzgais a la mujer sin razón sin ver que sois la ocasión de lo.mismo que acusais"

    1. Sr. anónimo.
      1. Se publicaron sus comentarios, sin censura.
      2. Ud. acusó de parcialidad a este periodista y a esta página. Ese es un grave insulto a cualquier periodista que se precie de ejercer honestamente su profesión. Me limité a demostrar la falsedad de tal acusación con la lista de notas que prueban su error (o su mala fe, no tengo cómo probar lo uno o lo otro) y revelándole que yo era aficionado tigrero antes que periodista, que de hecho era el protagonista de esa historia, lo que termina de demoler lo que usted planteaba.
      3.Me referí a su comentario, no a usted. Y sí, sigo creyendo lo que allí expuse. Por cierto, citando a Sor Juana, me llama usted necio. Vuelve a atacarme, ahora con un apelativo directo. Deshonesto primero, necio ahora. Así que termina siendo tal cita un espejo para su propia naturaleza.
      4.Cuando se dan opiniones críticas, cuando se atacan ideas, personas o posiciones, se debe dar la cara, dar nombre y apellido. Lo contrario es cobardía. Lo hizo antes y vuelve a hacerlo ahora. Y supongo que lo ha hecho otras veces, y que seguirá haciéndolo para poder soltar otras opiniones sin que le filtre la persona a cargo de permitir la publicación de comentarios. Una lástima.
      Decía Goethe, ya que estamos en la onda de los aforismos, que "los cobardes solo amenazan cuando están a salvo". Vale también para las personas que usan el anonimato para plantear diatribas sin base (doblemente probado) y poner en tela de juicio el profesionalismo de terceros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.