El Emergente

El Emergente

Miguel Cabrera lo cuenta todo: «Me quité como 15 kilos de encima»

El slugger venezolano Miguel Cabrera sostuvo un encuentro con periodistas venezolanos y algunos en Estados Unidos de habla hispana, este martes, antes del primer juego de los Tigres de Detroit en el Busch Stadium, donde comenzó una serie de tres partidos contra los Cardenales de San Luis, el último rival de los bengalíes antes de volver al Comerica Park, en donde el viernes habrá un acto especial para celebrar los 500 jonrones del bateador maracayero.

Cabrera lo contó todo. Sus emociones. La molestia contra lo que considera críticas en su búsqueda de los logros históricos que le faltan. Las lesiones. Lo que significó el ahora icónico cuadrangular en Toronto. Y el peso que se quitó de encima.

Esta fue la rueda de prensa:

Ignacio Serrano (El Emergente): Miguel, enhorabuena por el logro que acabas de conseguir y que pronto lleguen más. Te quería preguntar por un momento de la temporada, después de los dos primeros meses, en los que hubo muchos ponches y costaban llegar los hits. Parecía improbable que este año podrías llegar a los 500 jonrones ni a los 3.000 imparables, pero hubo un cambio. Yo no sé, desde la distancia, si fue un swing un poco más plano o chocar más la pelota a la banda contraria, como parecían decir las estadísticas. Pero además de conocer lo que significa para ti estos 500 jonrones, me gustaría en particular consultarte: ¿Qué pasó?, ¿Hubo ese ajuste, como pareciera desde fuera del terreno? ¿Cómo lo viviste? ¿Cómo lo preparaste, para que poco a poco pudieras chocar más la pelota y empezaran a llegar los hits y eventualmente también los cuadrangulares?

-Primero, creo que era imposible para ti solamente, pero para nosotros no. Sabíamos que en cualquier momento el swing iba a llegar, porque estaba pasando por unas lesiones. Pero nunca se vio imposible dar los 500 jonrones este año. Sé que ustedes, los críticos, tienen que poner algo negativo. Pero yo no le hago caso a eso. He visto comentarios tuyos, que mi swing no era para esta era, pero lo que me da es risa. Trato de trabajar al ciento por ciento. Gracias al Señor, pude superar esas lesiones que tuve al principio de temporada. Corro con una molestia que tengo desde hace tres años. Creo que no lo sabes, pero es una daño en la rodilla y me ha costado jugar en los últimos tres o cuatro años con ese problema. Pero sigo batallando. Le doy gracias al Señor por este logro y ahora quiero seguir adelante. Y esas cosas negativas que hablan de mí, trato de ponerlas a un lado y solo seguir con mi trabajo.

Mari Montes (El Extrabase): Quitando el primer jonrón y sacando el 500, ¿cuál es el vuelacercas que tu recuerdas como el gran batazo que diste?

-Hay varios vuelacercas que han marcado mi carrera, pero creo que el que le di a Roger Clemens, en los playoffs y el que le conecté a Mariano (Rivera) también. Pero hay uno que no recuerda nadie. Lo logré contra los Yankees en postemporada, contra C.C Sabathia, y fue de dos rayitas. Aquella vez tomamos ventaja y ese fue uno de los momentos que han marcado mi carrera, siempre lo recordaré.

Daniel Álvarez (El Extrabase): Mencionabas el tema de la lesión y la molestia en la rodilla. ¿Cómo es jugar con eso y lo que has tenido que hacer para jugar esta campaña de 162 partidos con esa situación?, ¿Cómo ha sido el reto físico y mental?

-No es fácil lidiar con eso todos los días, porque cuando uno se despierta en la mañana uno no sabe cómo vas a a amanecer. Algunas veces estoy bien y otras no, pero eso se ve reflejado en tantos días libres que me ha dado el mánager. Estoy jugando hoy, pero mañana no. A.J Hinch y yo tenemos una buena comunicación para ver cómo me siento, si debo descansar o no. Es un trabajo constante. Creo que hubo una declaración que dio David Ortiz cuando se retiró: él quería seguir jugando, pero el cuerpo no se lo permitía. El trabajo diario, los viajes… y eso creo que fue lo que lo llevó a dar el paso. Pero yo, mentalmente, me preparo siempre. He estado jugando con esta lesión desde hace mucho tiempo. Yo he jugado con molestias muchas veces y eso no lo pongo como excusa, pero sí ha afectado mi mecánica de bateo. Ahora con esa zona de strike que tenemos que es arriba y abajo, que es donde dominan a los bateadores, es muy difícil. Porque ahora hay que buscar lanzamientos fuera de allí. Eso es lo que me ha afectado más en los últimos años. He tenido que ampliar mi zona de strike y encontrar una diferente a la que tenía hace muchos años.

María Cristina Santoro (Triángulo Deportivo): ¿Cómo viviste el momento a nivel familiar? Los que somos de Maracay sabemos que tienes una familia que vive muy efusivamente el béisbol,  de toda la vida. Tu mamá fue miembro de la Selección Nacional de softbol. ¿Cómo ha sido la comunicación con ellos en La Pedrera?

-Me mandaron varios videos del barrio. Fueron días emotivos para mí, porque recordé donde vivía, las calles de La Pedrera. Me llevó a muchos años atrás, revivir eso. Pero tengo a toda mi familia en Detroit y en Miami. Ellos estaban conmigo, durante todos estos juegos, esperando el jonrón 500. No lo pude hacer en casa. Lamentablemente, no pudieron ir a Toronto, por cuestiones del visado. Pero eso me permitió estar más relajado, porque tenía una presión todos los días de que hoy lo iba a hacer y yo les decía que me dejaran tranquilo, que eso iba a ocurrir cuando tuviera que ser. Pero fue algo bonito. En realidad, pensar en ese momento, en la historia que significa para Venezuela, te llena de mucho orgullo. Espero que muchos chamos estén viendo esto porque siempre me dicen cuál es tu legado y yo solo quiero que ellos vean que si yo pude, ellos también lo pueden hacer. No se pongan límites. Gracias al Señor, estamos rompiendo récords. Ojalá que (Ronald) Acuña, Gleyber (Torres) y todos esos peloteros que vienen de la nueva generación puedan romper todos los récords que estamos haciendo ahorita, y el legado de Venezuela siga creciendo.

Alex Resendez (Exposiva Radio Detroit): ¿Cómo estás manejando el éxito?

-En este momento estoy tranquilo, cuando uno logra hazañas como estas uno queda en shock, pero creo que podemos analizar todo esto en la temporada muerta, cuando nos sentemos a ver qué fue lo que hicimos en realidad. Para mí lo más que yo quiero hacer en mi carrera es llegar a los tres mil hits. Yo pienso que esa es una de las metas principales, quiero lograrlo y ese es mi sueño. Es algo que realmente estoy buscando y sigo trabajando para eso.

Alex Resendez (Exposiva Radio Detroit): ¿A quién dedicas este éxito que estás viviendo en estos momentos?

-A mi familia. Es el gran soporte que tengo. A todas las personas y periodistas que me siguen desde Venezuela y siempre han apoyado mi carrera y a mi país. Creo que esto es grande para ellos, es un triunfo de todos nosotros, y a pesar de las cosas que están pasando allá, que no podemos regresar, igual pienso que estamos celebrando este pequeño triunfo para ellos. Y esperemos que podamos darles más alegrías, y podamos trabajar juntos para sacar a Venezuela adelante, porque es un gran país.

Víctor Boccone (Líder en Deportes): Hace poco tuviste una rueda de prensa con los medios de Detroit y mencionaste a Simone Biles por el trabajo mental que tiene que hacer un atleta de alto rendimiento. En tu caso lo mencionaste así: que uno mismo trata de centrarse en las marcas y eso te molestaba, estando tan cerca de los 500 jonrones y esa presión fue bastante grande para ti. ¿Cómo te sentiste al ver que la pelota abandonaba el campo?

-Como le decía a los muchachos en el dugout, siento que me quité unos 10 o 15 kilos de encima. Era como una presión: que uno tenía que hacerlo y especialmente en Detroit, porque el apoyo que me dieron los fanáticos en esos seis juegos que tuvimos allá fue increíble. En cada turno se paraban de la sillas, grababan y fue una tensión extra que me puse. Me siento más relajado. Ahora puedo ir al terreno, jugar mi pelota y enfocarme en ganar, que es lo más importante. Porque creo que el equipo completo, hasta el mánager, me lo dijeron en la cara: que ojalá saliera el 500, para estar en una situación normal y poder enfocarnos en el triunfar.

Víctor Boccone (Líder en Deportes): Todos hablan del jonrón 500. ¿Pero recuerdas de tu primer jonrón en los Criollitos de Venezuela?

-No me acuerdo de eso, pero sí de varios cuadrangulares que di aquí, en San Luis, en campeonatos panamericanos. Viajamos con la Selección de Venezuela y justo se lo recordaba a varios compañeros. El jonrón 400 lo di precisamente aquí, en el Busch Stadium. También les dije que cuando gané la Triple Corona por primera vez, lo hice aquí, en San Luis, en el Campeonato Panamericano. No sé si es casualidad o cosas del destino, pero estaba pensando mucho en esa situación. Y ya que me preguntas eso, lo que recuerdo son esos momentos cuando pude ganar un campeonato de jonrones en Estados Unidos.

LEE TAMBIÉN:

Magallanes da la campanada: Wilfredo Romero será manager de la nave

Giancarlo Figliulo (IVC): ¿Tuviste una aspiración distinta en el deporte, antes de ser pelotero?

Que yo recuerde, siempre he jugado béisbol. Pero también practicaba voleibol. Estaba becado para ir a jugar a Suiza cuando me graduara de bachiller, pero le dije a la profesora que no quería. Ella se puso a llorar y puso un drama, hasta que mi mamá le explicó qué era lo que estaba pasando. Y cuando se enteró la calidad de pelotero que era, se quedó tranquila.

María Carolina Gonzále (El Venezolano TV): ¿Cuáles son esas figuras y personas que te han felicitado por tu jonrón 500 y te ha parecido increíble? ¿Cuál ha sido el mensaje más significativo?

-Es difícil nombrarlos a todos, estoy muy agradecido con todas las personas que me han felicitado, les quiero dar las gracias ya que no pude responder a todos, pero si me sorprendieron todos los jugadores retirados como Barry Bonds, Ken Griffey Jr, David Ortiz, Alex Rodríguez que hayan tomado su tiempo de mandarme un video y también vi que hicieron uno con venezolanos como Nacho (Mendoza), varias figuras y artistas que no me esperaba. Estoy agradecido por eso, les mando mil gracias y en realidad ese apoyo es lo que motiva seguir adelante y tratar de seguir consiguiendo triunfos para el país de nosotros. Mil veces gracias.

Ignacio Serrano (El Emergente): Posiblemente seas uno de los peloteros que menos habla de sus lesiones. Como si no quisieras que eso se vea como una excusa, desde que en 2017 comenzaron los problemas en los tobillos, la corva y luego las rodillas. No te había escuchado hablar de la lesión en la rodilla en los últimos meses y más bien hemos sido nosotros, los periodistas, los que hemos escrito más de eso de lo que has hablado tú. Víctor Martínez me comentó una vez sobre las operaciones en la rodilla, sobre cómo eso le había impactado en su preparación física, en no poder fortalecer igual la parte inferior del cuerpo, no poder usar del mismo modo de siempre las piernas al batear. ¿De qué manera te ha afectado a ti ese dolor crónico, de qué manera influye en tu bateo? ¿Puedes usar la parte de abajo de tu cuerpo igual que la de arriba? ¿O sí has tenido que hacer ajustes?

-Es como tú dijiste: ajustes. Va dependiendo de cómo uno se sienta. Gracias por nombrar a Víctor, porque es el mejor ejemplo. Tuvo esos problemas los últimos tres años. El doctor me dice que es mejor no operarlo y tenemos que lidiar con esto. Y sí afecta bastante en la parte de abajo. Uno no utiliza mucho las piernas (ahora), hay que buscar diferentes mecánicas para darle menos presión y mantener (la cadera) en el medio, no en la pierna de atrás, y que el bate pueda salir con más explosión. Me ha afectado muchísimo en el bateo. Los que no me tienen confianza me escriben y me dicen: ¿por qué no vuelves a hacer esto que hacías cinco años atrás? Si yo pudiera, lo haría. Porque esto me afecta mucho, al metérmele adentro a la pelota. ¿Por qué doy muchos rollings, por qué no conecto la bola muy fuerte por el leftfield? Es por eso: ya no puedo girar completo, como giraba antes. Pero, como tú dices, no tengo que poner eso como excusa. Debo salir al terreno y tratar de hacer lo mejor que pueda. Me quedan dos años, tengo que prepararme lo mejor posible y lidiar con eso.

Ignacio Serrano (El Emergente): Una última, Miguel. Cuando lleguen los 3.000 hits y los 600 dobles, además de los 500 jonrones y con bateo sobre .300, estarás en un club donde nada más están Hank Aaron y Willie Mays. Sé que esperas al final de cada temporada para pensar en tus logros, pero ¿qué representa para ti eso? Porque ya no hablamos simplemente de los mejores bateadores de la MLB, hablamos de un club con los mejores bates del mundo.

-Orgulloso. Estar al lado de esos íconos te llena de orgullo. Y poder mantenerme bateando sobre .300 después de 20 años es algo muy bueno. Pero lo quiero asimilar después. Ahora quiero tratar de llegar a los 3.000 hits este año y hacer las cosas bien.

Por Marcos Grunfeld

15 thoughts on “Miguel Cabrera lo cuenta todo: «Me quité como 15 kilos de encima»

    1. Sí, chico, Julio. La verdad respondió esa primera pregunta bastante a la defensiva. Pero nada, fíjate que al final volví a preguntarle por lo mismo y respondió justamente como esperaba que lo hiciera. Como dice mi hermano Efraín Ruiz, son gajes del oficio. Total, yo tengo bien en claro el profesionalismo con que trato de asumir cada línea que escribo y eso me basta. Y entiendo perfectamente que con esa presión que tenía encima pudiera tomar a mal cualquier nota sobre un slump, qué sé yo. No importa, Julio. Son nimiedades.

  1. BRAVO IGNACIO. Muy apropiado el comentario del Sr Julio Guevara, pen´se lo mismo cuando escuché la respuesta . Te he leído a diario durante mucho tiempo y si lo hago es por el conocimiento que tienes del juego y el profundo respeto que siempre demuestras por el juego y por quienes son sus protagonistas, sin distingos, sea una estrella como Miguel Cabrera o un novato con sus primeros titulares. Leer la respuesta que le das al Sr Guevara no hace sino cimentar mi admiración y respeto por tu trabajo, bien lo dices, gajes del oficio. Eres un grande igual. Bendiciones

    1. Gracias a ti, José Rafael. Realmente aprecio tus palabras. Yo solo trato que mis maestros (Humberto, Rubén, Mauriello, Cristóbal, Saer) no se avergüencen nunca de mi trabajo ni prefieran mirar a otro lado. Por eso disfruto tanto este oficio, incluso con sus gajes, ejeje. Un abrazo

  2. Excelente artículo, es un orgullo estar viviendo día a día los logros de Miguel y más aun cuando sabemos lo complicado que han sido los últimos años con las lesiones, la manera de adaptarse para seguir adelante y ver que desde los inicios de julio ha vuelto a ser el bateador de siempre te alegra; recuerdo verlo jugar con los Tigres de Aragua en Maracay y años después ser testigo de sus hazañas no tiene precio. Saludos

  3. Oye Ignacio, realmente sorprende como te responde Cabrera la primera pregunta, estoy seguro que en el fondo tuvo que haber sido complicado para ti, en principio porque está la labor periodística pero también está eso que nos agrupa por nuestra tierra que es el gentilicio venezolano, saber que un compatriota triunfa y más en esto que nos apasiona y por lo que se lee, investiga y en tu caso se escribe. Bien que tuviste la oportunidad de tener otro par de preguntas y notar que esa molestia que expresó en su primera respuesta inmediatamente pasó la página. Cabrera se le ve feliz, se nota que a pesar de las dolencias sigue disfrutando jugar, siento que faltó preguntarle por eso, es algo que valdría la pena volverle a escuchar. Saludos,

  4. Parecía improbable que este año podrías arribar a los 500 jonrones y a los 3000 imparables, pero hubo un cambio. Por favor, corrija. Gracias

  5. Sin duda alguna Miguel es una máquina de bateo, es imposible saber dónde estarían sus números si las lesiones lo hubieran respetado, pero también tengo gran admiración por Ignacio, tengo muchos años siguiendo y admirando tu trabajo, de verdad felicitaciones amigo, usted es otro duro del béisbol y por eso Miguel también rectificó al final y creo que se dio cuenta que sólo haces tu trabajo y de eso se trata, de poner varias visiones al público, un abrazo Ignacio

  6. También me cuento entre los sorprendidos, Ignacio, con esa primera respuesta que te dio Miguel Cabrera. Por ti, porque sé de tu ponderación y mesura en tus reportajes y artículos, y por el lado de Miguel porque no sabía o nunca había visto ese tono un tanto visiblemente destemplado de su parte, sobre todo tomando en cuenta que se trata de una situación que hemos tenido pendiente todos, periodistas y fanáticos, pero de que hubo un slump lo hubo, por las razones que hayan sido. Saludos.

    1. Rómulo, hay que entender la enorme presión que ha debido sentir, cuando pasaba por el slump y en estos días recientes. Para que él mismo lo haya reconocido, que se quitó un peso enorme (y por allí dijo en inglés que tuvo que decirle a parientes y amigos que dejaran de hablarle de eso, que el jonrón iba a llegar cuando debiera llegar)… para alguien que pasó por eso, la verdad es que entiendo que estuviera a la defensiva, porque el artículo mío que le hayan hecho llegar (que tiene que haber sido profesional y respetuoso, porque me precio de serlo con todos) habrá formado parte de esa presión en ese momento. Como dice Mari, solo hay que hacer swing a pitcheos buenos, lo demás son gajes del oficio. Un abrazo

  7. Excelente Entrevista… se que Faltaron algunas Preguntas Pero lo más Importante se Rompió la Molestia que Tenía “Miguelito” por tu Reportaje y Comentario… Adelante y Muchas Bendiciones 🙏🏻🙏🏻🙏🏻

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.