El Emergente

El Emergente

Familia Snitker tendrá anillo de Serie Mundial sin importar resultado [+VIDEOS]

No importa quien gane esta Serie Mundial la familia de los Snitker tendrán un anillo de campeón y un trofeo en su pared junto a la chimenea.

«En cierto modo validé el hecho de que tal vez hice algo bien, la forma en que resultó», dijo Snitker padre. «Es un gran hombre joven».

Esta edición del Clásico de Otoño es un asunto familiar con el manager de los Bravos de Atlanta, Brian Snitker, en el dugout frente a su hijo, el asistente al coach   de los Astros de Houston, Troy Snitker.

«Solo su ética de trabajo», comunicó Snitker, de 32 años. «Creo que eso es lo más grande que le he heredado, poder verlo desde una edad temprana en el estadio. Es tan consistente, trabajador. Es el mismo tipo todos los días cuando estás en la casa club con él.»

Troy Snitker creció en clubs houses y dugouts. Siguiendo a su papá mientras trabajaba en los sistemas de fincas de Ligas Menores durante la mayor parte de su infancia. 

«Simplemente, ha pasado por muchas cosas en su carrera en las que hubo muchas ocasiones en las que fácilmente podría haber decidido hacer otra cosa», expuso su hijo. «Pero se mantuvo firme».

Snitker, de 66 años, pasó 15 temporadas como mánager de varios equipos fincas de los Bravos antes de trabajar como coach de tercera base de Atlanta de 2007 a 2013. 

«Todos los que están en esta sala en el área de Atlanta saben lo especial que es ese hombre y lo duro que ha trabajado en su vida para llegar a este punto», verbalizó el primera base  Freddie Freeman.

Fue mánager de los Triple-A con los Bravos de Gwinnett  desde 2013 hasta convertirse en mánager interino del club de Grandes Ligas cuando Fredi González fue despedido en mayo de 2016.

“Lo vi bajarse del autobús hoy cuando llegamos aquí para el entrenamiento. y fue lo más genial que jamás haya visto Brian Snitker entrar en un día de práctica de la Serie Mundial» enunció Freeman.

Brian  fue oficializado en 2017 y ha llevado a los Bravos a la postemporada en  las últimas cuatro temporadas.

Hank Aaron, fue quien contrató a  Snitker para que dejara de ser un  receptor  de Ligas Menores de los Bravos a coach de lo que se necesitará.

Fue coach de tercera base de los Bravos de 2007 a 2013. Pero una reorganización del personal bajo el mando de Fredi González envió a Snitker de regreso a las menores como mánager de Gwinnett en Triple A.

Troy Snitker fue coach de  la universidad por un tiempo antes de unirse a los Hooks de Corpus Christi en Doble A como su coach  de bateo en 2018. Pasó solo una temporada antes de pasar a trabajar para el club de Grandes Ligas de Houston.

«Me encanta el hecho de que ha entrelazado (las cosas)», declaró Brian Snitker. «Porque lo crié en un dugout, en un autobús, en el campo hace mucho, mucho tiempo antes de que se inventaran las analíticas. Creo que es una buena combinación de la forma de hacer las cosas de la vieja escuela y es muy abierto y toda la información nueva que está disponible. Creo que es una buena combinación «.

 Por supuesto, toda la familia está encantada con la presencia de dos Snitkers en la Serie Mundial. Pero para Ronnie Snitker, esposa de Brian Snitker y madre de Troy Snitker, los sentimientos de  esta semana podrían ser un poco complicados.

  “No hay mucha gente que pueda seguir con la vida del béisbol profesional, especialmente en las ligas menores. Literalmente justo después del último día de clases, ella nos recogía e íbamos a donde él estuviera. El primer día de las vacaciones de primavera, estuvimos allí donde sea que estuviera.

Aún no se sabe qué ropa, gorra, o colores vestirá,  para representar a la  familia, mientras uno de los dos conjuntos gane primero cuatro juegos de siete.

«Creo que está un poco abrumada en este momento tratando de entender el concepto de que esto realmente está sucediendo», comentó  Troy Snitker.

Y después de que los hombres de Snitker terminaron de hablar, recorrer sus carreras familiares, la miraron  y estuvieron de acuerdo en que la verdadera estrella de esta semana era Ronnie.

«Si no fuera por ella, él o yo no estaríamos aquí honestamente», manifestó su esposo. «Ella nos permitió a Troy y a mí seguir nuestro sueño, y estamos muy agradecidos».

Apoyar la carrera de su esposo significó traer a casa un ingreso adicional como maestra de escuela mientras asumió una parte significativa de la crianza de Erin y Troy.

«Troy es un trabajador extremadamente duro», explicó el tercera base All-Star Alex Bregman. “Probablemente lo mantengo demasiado tiempo en la jaula de bateo. Trabaja sin parar, es súper inteligente y conocedor del swing, del cuerpo humano y de cómo funciona. Bateamos  juntos todos los días. También nos hemos hecho amigos muy cercanos.

 Ronnie Snitker, padre e hijo están de acuerdo, será un desastre el martes por la noche. Esposa de Brian y madre de Troy, estará con la otra hija de la pareja, Erin, en las gradas del Minute Maid Park, tratando. probablemente en vano, de dividir sus lealtades.

LEE TAMBIEN

Charlie Morton abrirá ante Houston con emociones encontradas [+VIDEO]

Por Alexander Gómez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Te gustaría recibir notificaciones de El Emergente?    Claro que sí Quizás más adelante