El Emergente

El Emergente

EL EMERGENTE. Ganadores y perdedores de los cambios (2ª parte): Leones y Tiburones

Anthony Jiménez / Foto Prensa Leones

EL EMERGENTE

Por Ignacio Serrano

Terminado el período para hacer cambios de peloteros en la LVBP, iniciada la serie de columnas para analizar a los ganadores y perdedores en el cortísimo plazo de esta temporada, veamos ahora los casos de los dos equipos de la capital.

Leones y Tiburones contrastaron en el mercado. Los primeros rompieron la inmovilidad de los últimos tiempos y los segundos apenas salieron de compras un par de veces.

Hace más de un lustro que el Caracas no cerraba cinco canjes en un mismo año. Ya eso es una extrañeza que los seguidores del equipo deberían celebrar.

Los resultados han sido variopintos para los capitalinos, sin embargo.

LEE TAMBIÉN:

EL EMERGENTE. Ganadores y perdedores en los cambios de la LVBP (1ª parte)

El primer movimiento fue el de Francisco Carrillo y Luis Díaz por Luis Ysla y Miguelángel Sierra. Hasta ahora, ha servido más para los Tigres.

Aragua convirtió en relevista a Carrillo, con exitoso resultado. Con 3.16 de efectividad en más de 20 encuentros, poco se parece al sufrido abridor de justas anteriores con los metropolitanos.

Eso sí, Díaz no se ha sumado a los bengalíes. Pero tampoco Sierra ha cruzado las puertas del Universitario, mientras que Ysla ha estado lesionado y todavía no se estrena.

Al menos mientras este último no debute y ayude a la causa caraquista, los Tigres son los únicos que han sacado provecho de este pacto.

Vino luego el traspaso de Luis Alexander Basabe por Eduardo Paredes. En la primera entrega de esta serie lo enfocamos desde la óptica de las Águilas. Esperan ganar a futuro.

Desde la acera de los Leones, Paredes ha sido mejor (3.72 en 19 relevos) que Basabe con los rapaces (.205 de average y .704 de OPS). Además, Caracas no tiene vacantes en el outfield y sí necesitan ayuda en el bullpen. Acá si han salido más beneficiados en la capital, al menos en términos inmediatos.

Lo mismo puede decirse del traspaso con los Tigres por el jardinero Anthony Jiménez. Ha llenado un espacio con su velocidad y ofensiva. Con .300 de average y .754 de OPS, ha sido de ayuda, especialmente porque buena parte de lo suyo ha llegado en la parte de abajo del lineup.

¿Y Edward Pinto? Pasó a los Tigres en este cambalache y todavía no juega, después de una sólida cosecha en la pasada liga de verano. Otro punto para los Leones.

Llegó luego el mega cambio con Caribes. Los dos grandeligas que cedieron los melenudos ya están activos con Anzoátegui. Es obvio que la tribu ha sacado buen partido al hecho de que Asdrúbal Cabrera y Víctor Reyes sean oriundos del eje Barcelona-Puerto La Cruz. Y querían jugar ante su parentela y amigos. Casi nada puede ganarle a eso.

Los capitalinos, sin embargo, no contaban con Cabrera ni con Reyes desde hace años. Y recibieron a un César Valera muy útil en la primera mitad, que batea para .276 y se ha rotado por varias posiciones.

En los hechos, los orientales quedan mejor. Aunque Erick Castillo terminó graduándose en las Grandes Ligas y fue el receptor titular de las primeras semanas (anda en .244, ahora con Johnny Pereda como titular), aquellos son estrellas mayores.

Junto a Castillo y Valera llegaron Leandro Cedeño (.167 en 12 turnos) y Andrés Pérez (8.74 de efectividad). Sí, estadísticamente y también en los hechos ha ganado más Caribes. Pero si se toma en cuenta que Leones no esperaba tener activos a Cabrera ni a Reyes, pues Valera paga un dividendo que sería igual a cero si no se hubiera dado este pacto.

El último movimiento caraquista fue parte del análisis que hacíamos en la primera entrega. Quizás el zurdo Jonaiker Villalobos le habría hecho bien a los melenudos (1.35 de efectividad en cinco relevos con los Bravos), sobre todo porque el jardinero y ex prospecto Brayan Hernández no ha tomado un turno con los metropolitanos.

En el corto plazo de la 2021-2022, acá pierden los de José Alguacil y gana Margarita, por más que Villalobos haya lanzado poco.

LEE TAMBIÉN:

EL EMERGENTE. El buen negocio de Eduardo Rodríguez

¿Y La Guaira?

En ninguna de las dos transacciones que hicieron los Tiburones se ven gananciosos en este momento. Mencionábamos uno en la columna anterior: el infielder Grenny Cumana apenas tiene cinco turnos (en blanco) con los litoralentes, aunque es justo citar que el oufielder Malvin Yunior Matos también tiene cinco turnos con las Águilas. Parece tablas.

El otro movimiento de los escualos ha dejado hasta ahora con las manos vacías a los litoralenses. Enviaron a Heiker Meneses a Caribes, por el bigleaguer José Quijada. Y Quijada no ha tirado un inning para el muy necesitado staff guairista, mientras que Meneses (.266 en 110 apariciones legales con Anzoátegui) ha visto bastante acción con los salados conforme se han ido yendo los prospectos.

Sin Brayan Rocchio ni Ricardo Genovés quedaba más espacio para un veterano que puede batear y defender varias posiciones. Pero los Tiburones necesitaban pitcheo y apostaron por este movimiento. No ha funcionado hasta ahora.

La culpa no es de la divisa, sino del ausente Quijada. Sea como sea, al menos en este torneo, no ganaron algo con el pacto. Quizás a futuro sí. Pero no les salió bien para la 2021-2022.

Ignacio Serrano

Ayuda a que El Emergente no se pierda un juego.

Colabora con este proyecto en la página patreon.com/IgnacioSerrano

Revisa aquí el archivo de columnas

8 thoughts on “EL EMERGENTE. Ganadores y perdedores de los cambios (2ª parte): Leones y Tiburones

  1. Los cambios siempre tendrán el morbo del análisis, en particular del lado fanático. Cada equipo tiene su objetivo sea este a corto o mediano plazo. Sin embargo en lo personal un aspecto a considerar es en el momento que se lleva a cabo el cambio, cual es el aporte en las victorias del club de los involucrados a lo largo de la temporada en cuestión. Dos casos como referencia, el cambio de Aroldis Chapman a Cubs, puede considerarse en la suma de numeros, como perdida para los Cachorros, pero el cambio probablemente les valió el titulo. Asi mismo el cambio entre Cardenales y Leones por Gustavo Chacín, quien solo lanzó una temporada con los Leones, pero esa participación valió igualmente un titulo.

    1. En el caso de Cubs y Aroldis Chapman por poco y le cuesta el campeonato de 2016 cuando el HR que le metieron en el 8vo inning para empatarle el juego y borrar una ventaja de tres carreras. Pienso que la lluvia salvó a los oseznos en ese momento. El cubano ha demostrado con el tiempo que no es money player, pecho frío, en la chiquita se moja.

  2. Ignacio, el cambio entre Meneses y José Quijada está claro que Moscatel le metió el dedo en el ojo a la directiva de Tiburones, una vez más. En dónde se ha vísto que cambias a un picher zurdo con experiencia en las grandes ligas por un jugador de rol? es cierto, Meneses le tapaba huecos al infield de Tiburones y bateaba de vez en cuando, pero cambiarlo por un picher zurdo? esa no exíste. Moscatel sabía algo que no le dijo a los salados (bien salados, por cierto) y cayeron mancitos. Se quedaron sin el chivo y sin el mecate.

  3. Hablando de los cambios en sí, al menos en nuestra liga, son para ganar ya y para tapar huecos, dependiendo de los equipos, pienso yo. Por ejemplo, Caribes, Cardenales y Magallanes hacen cambios para tapar huecos, tienen buenas nóminas y sobre todo tienen dinero. El resto de equipos lo hacen para ganar. Ya Margarita tiene equipo para competir, Caracas y La Guaira no pueden hablar de reconstrucción, ya eso pasó, tienen que ganar y ya! Zulia pensando en el futuro y Tigres, ahí ahí. Además, los cambios tienen dos ópticas, la del fanático y la de los dueños. En el caso de Tiburones, creo que los dueños tienen que cambiar de optometrístas.

  4. saludos ignacion, feliz año y mucha salud. para comentar que simplemente los leones parecen no realizar buenos cambios o esa es la impresion que da, pero todos debemos tener en cuenta q los cambios en esta liga tienen muchas variables involucradas (problemas pelotero-equipo, jugadores q no juegan sino los cambian, jugadores que mientras tengan estatus de estrella no juegan, equipos que quieren hacer una limpieza del clubhouse, juagdores que quieren jugar en su ciudad nata), entoces los cambios parecen no tener sentido y son simplemente una loteria, aunque equipo como caribes y lara ese año supieron hacer sus movimentos para tener un equipo completos hasta en la banca. saludos amigo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.