El Emergente

El Emergente

EL EMERGENTE. Ganadores y perdedores en los cambios de la LVBP (1ª parte)

Yohán Pino / Foto Prensa Águilas del Zulia

EL EMERGENTE

Por Ignacio Serrano

La temporada de cambios en la LVBP llegó a su final este martes. Y lo hizo con un movimiento inesperado: el traspaso del veterano Yohán Pino a los Bravos de Margarita, minutos antes de cerrar el plazo para hacer canjes.

Fueron 14 pactos entre marzo y diciembre. Y porque la campaña está en plena ebullición, vale la pena sacar cuéntas para ver quién se ha beneficiado más con esos movimientos, que en total involucraron a 39 peloteros.

Bueno, en realidad fueron 38. Porque Pino estuvo envuelto en dos de esas transacciones.

Esta será la primera de una serie de columnas para analizar el debe y el haber de los ocho clubes. Y empezaremos por los últimos en moverse: Águilas del Zulia y Bravos, con sus respectivos compañeros de negocio..

Parece claro que los aguiluchos tiraron la toalla. Los dos cambalaches que completaron el mercado de este año implicaron la salida de dos miembros de su rotación. Pino pasó a los insulares y César Jiménez a los bengalíes.

Eso dejó a los rapaces con la obligación de depender de iniciadores inexpertos. Eiberson Castellanos, Carlos Betancourt, Giussepe Velásquez y Juliandry Higuera fueron anunciados para esta semana. El panorama no es bueno. Luce casi imposible ya la clasificación.

El mercado había comenzado bien para el Zulia. Pino llegó a cambio del veterano relevista Arcenio León, que no ha podido rendir con el Magallanes. Y luego llegó el patrullero Luis Alexander Basabe, un talento que se reportó desde temprano y puede aportar por varios torneos (aunque anda en .206/.357/.353 al escribir estas líneas).

Tomar a Basabe, grandeliga en 2020, parece ganancia, no pérdida. Por él salió Eduardo Paredes, que ha tenido altibajos con el Caracas, aunque ha ido mejorando (ya va por 3.32 de efectividad). Pensando a futuro, es un pacto que aún se ve bien.

Pero el canje de Pino terminó siendo León por Mario Sánchez. Porque Sánchez es la pieza adquirida de los Bravos este martes.

Se trata de un apagafuegos interesante para la LVBP, porque en 2021 trabajó entre Doble A y Triple A. No tiene buenos números en Venezuela (4.94 de efectividad) y es veterano (tiene 26 años de edad). Es, en efecto, una apuesta.

Sánchez tiene sólidos números en las Ligas Menores, eso sí. Parece un brazo que puede florecer en el Luis Aparicio. En todo caso, las Águilas están entregando una o dos justas de Pino a la espera de que el bombero pueda darles cuatro o cinco zafras adecuadas como lanzador intermedio.

Los otros dos traspasos de esta divisa también otean hacia adelante.

El campocorto Liván Soto no ha podido batear todavía, pero sigue siendo uno de los principales prospectos de los Ángeles de Los Ángeles. Llegó de Aragua por un Jiménez que tiene casi tres años en decadencia y se acerca a los 40 de nacido.

El otro fue Malvin Yunior Matos. Fue obtenido de los Tiburones de La Guaira por el utility. Grenny Cumana, que no ha aportado a los escualos (apenas dos juegos y cinco turnos fallados).

Matos se mostró poco con los occidentales. Fueron cuatro compromisos a comienzos de temporada, con .400 de average. Fue sacado del roster y ya no le vimos más.

El botín final de los alados no es cautivador ni es decepcionante. Ninguno en él resultó decisivo en esta eliminatoria de la LVBP. Mejor le ha ido a los Leones con Paredes (no así al Magallanes con León) y mejor debe irle a los Bravos con Pino. Lo demás está por verse. Y quedó claro que hay bandera blanca en Maracaibo, al menos en la 2021-2022.

¿Y Margarita?

En ambos casos adquirieron pitcheo. Tomaron a Pino por Sánchez, lo que a corto plazo debería ser ganancia insular, y recibieron a Jonaiker Villalobos del Caracas.

Villalobos ha sido una sorpresa agradable. Tiene cinco relevos con los neoespartanos y efectividad de 1.35 (más un WHIP de 1.05). Nada mal.

Por él cedieron a Brayan Hernández, un ex cotizado prospecto que, como Vivas con los zulianos, es todavía una incógnita. Este columnista sigue preguntándose si el relevista no podía acomodarse en el bullpen de la izquierda en el Universitario. Ya no lo sabremos.

LEE TAMBIÉN:

Cerró el mercado de la LVBP: hubo 14 cambios entre enero y diciembre

En todo caso, y a la espera de ver qué pasa en próximas campañas con Hernández en la capital, los Bravos parecen haber ganado mucho más de lo que entregaron en los dos pactos que cerraron este año en la LVBP.

Ignacio Serrano

Ayuda a que El Emergente no se pierda un juego.

Colabora con este proyecto en la página patreon.com/IgnacioSerrano

Revisa aquí el archivo de columnas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.