El Emergente

El Emergente

Eugene Freedman: «La MLB no está tratando la negociación con urgencia»

Por Marcos Grunfeld

En una semana se cumplirán dos meses del inicio del conflicto entre la MLB y la Asociación de Jugadores. En 21 días deberían abrirse los campos de entrenamientos de las Grandes Ligas para que los receptores y los pitchers se preparen para la temporada, pero la resolución de la pugna entre las novenas de Las Mayores y los peloteros no parece cerca de una resolución.

Hasta que eso no ocurra no habrá ni Spring Training ni mucho menos comenzará la temporada.

Es la primera vez en casi tres décadas, desde la huelga de 1994, que el Sindicato de Peloteros tiene un problema con sus empleadores. Ha sido tal el inconveniente que desde el 1º de diciembre solo se han reunido dos veces, incluyendo el cónclave que se está celebrando en Nueva York en la jornada del lunes. Esta marca la primera vez en casi dos meses que ambas partes se ven en persona para negociar.

Este conflicto ha sido seguido muy de cerca por Eugene Freedman, abogado sindical que trabaja para la Asociación de Trabajadores del Control Aéreo de Estados Unidos.

El profesional laboró en la Junta Nacional de Relaciones Laborales de los Estados Unidos, que es el organismo que supervisa los vínculos entre un sindicato y los empleadores.

Freedman tiene tiempo explicando en su cuenta de Twitter muchos aspectos interesantes sobre este tipo de negociaciones y ha seguido de cerca lo que ocurre en las Mayores para explicar todo lo que acontece desde su enorme experiencia en estos aspectos. Es por ello que hoy lo hemos invitado para que profundice más del tema.

-¿Cuál es su experiencia profesional en el área sindical?

«Soy abogado sindicalista. He trabajado en el campo por más de 20 años, comenzando cuando estaba en la facultad de derecho. Trabajé en la Junta Nacional de Relaciones Laborales, que es la agencia gubernamental que supervisa los vínculos entre empresas y sindicatos en los Estados Unidos. Y, desde entonces, he trabajado para varios sindicatos. He negociado unos diez convenios colectivos, que a veces llamamos acuerdos a plazo, que es para un período completo de tiempo. Y luego miles de acuerdos intermedios, que son pequeños pactos durante el curso de un contrato colectivo de trabajo».

-Cuando Rob Manfred escribió su carta a los fanáticos dijo en ella que la ley le exigía el cierre patronal al no llegar a un acuerdo con el sindicato. Después en la rueda de prensa del 2 de diciembre indicó que era una estrategia para forzar un pacto. ¿Es este paro necesario prevenir una huelga?

«En primer lugar, cuando Rob Manfred presentó su carta a los fanáticos, él dijo que esto era necesario porque la ley dice que es el paso a seguir en este caso. Y si ambas partes no llegan a un acuerdo, los jugadores podrían hacer una huelga a sus patrones».

«Entonces, sí, es curioso esa primera carta, porque no es requerido legalmente para tener un cierre patronal. Es una acción completamente voluntaria y es unilateral. Los dueños son los que toman esa determinación. Los jugadores no estuvieron involucrados en absoluto en esa decisión y no hay tiempo que requiera que eso suceda. Entonces, en este caso, fue la MLB que estratégicamente decidió que presionaría a los jugadores».

«Antes del cierre patronal hubo un montón de firmas de agentes libres, muchos de ellos relativamente grandes y los Mets, en particular, reclutaron a varios peloteros. Al término de la última jornada de negociaciones, el impuesto al equilibrio competitivo expiró. Por lo tanto, no hubo ningún impuesto vigente desde el final de la temporada regular y hasta ese período previo a la firma de agentes libres. Así que me pareció que el momento de la cierre patronal estaba más destinado a congelar a los 30 propietarios de firmar más agentes libres por encima del umbral anterior hasta que pudieran obtener un nuevo umbral de impuesto del equilibrio competitivo».

«Realmente no era, como decía la carta del Comisionado, crear urgencia en el proceso de negociación, porque, como podrás recordar, la MLB salió de la última sesión de negociación, en diciembre, habiendo dicho que no aceptaron la propuesta de la Asociación de Jugadores. Dijeron, además, no continuaremos para negociar sobre una serie de asuntos, incluyendo la agencia libre y el arbitraje. Técnicamente, no pueden evitar negociar esos asuntos. Se consideran sujetos obligatorios de discusión conforme a la ley. Tienen el deber de negociar sobre ellos».

«Y luego esperaron más de 40 días para hacer una contrapropuesta. Entonces, si el cierre patronal tuviera la intención de crear urgencia, como ha dicho el Comisario, de su lado no actuó con esa urgencia. Esperaron más de un mes. Parecía que se fueron a una lindas vacaciones de Navidad y luego volvió con otra oferta.

«Siendo realistas, la única urgencia para cualquiera de las partes es la pérdida de ingresos, y en este punto, relativamente no hay tal cosa. Es previsible que se cancelarán algunos juegos del Spring Training y eso sería pérdida de ingresos para los equipos. Evidentemente, también algunos ingresos a nivel local estarían en veremos en términos de impuestos y puestos de trabajo perdidos en Florida y Arizona. Pero no afectaría a los propios jugadores. porque solo recibirían su salario durante la temporada».

Mucha gente, incluyéndome a mí, hemos tenido la duda. ¿Por qué MLB y la MLBPA no se reúnen continuamente para tratar de llegar a un acuerdo?, ¿Es normal en ese tipo de procesos que tomen tanto tiempo? Dijiste antes de que la MLB tardó 43 días para hacer una contrapropuesta. ¿Eso es normal o es algo que nos dice que esta es una negociación muy complicada?

«Todas las negociaciones laborales tienen sus propias complicaciones únicas. Así que no diría que la MLB es única. Ya sea que el equipo de negociación para United Partial Service (UPS) con 340.000 empleados o
mi sindicato con 15.000 controladores de tráfico aéreo. Todos tenemos problemas únicos y complicados,
que son muy específicos de nuestro acuerdo colectivo y las negociaciones que son diferentes a cualquier otra».

«Entonces, en este caso, creo que la declaración del Comisionado afirmando que esto era para crear urgencia se reveló como falsa porque su propio lado no lo estaba tratando esto con celeridad. Lo otro es que yo creo que las partes todavía están, hasta cierto punto, probándose unos a otros, viendo qué temas son prioritarios. Los dueños pueden creer que ellos pueden ignorar ciertos problemas».

«Volvieron sin haber cambiado su propuesta del impuesto al equilibrio competitivo en absoluto, lo que pensé fue bastante extraño porque ese es uno de las principales prioridades para la gestión en estas negociaciones. No cambiaron su propuesta de playoffs, según tengo entendido, eso también, es una propuesta importante de los dueños. Y puede ser que no busquen cambiar su propia oferta todavía sobre esos asuntos, pero tampoco hicieron propuestas serias sobre la cosas que la Asociación de Jugadores estaba buscando».

«Y creo que a medida que las partes comienzan a sentir que el reloj de arena se está acabando, se pondrán más serios. Sé que cuando mi sindicato negocia, normalmente lo hacemos en bloques de tiempo. Reservaremos dos semanas para juntarnos con los ejecutivos. Negociaremos con ellos por ese período de tiempo. Incluso lo hacemos en nuestra propia sala de juntas. Nos reunimos, redactamos y desarrollamos propuestas, hacer contrapropuestas o analizar las de la gerencia. Pero apartamos esas dos semanas y reunirnos todos los días durante esas dos semanas para intercambiar propuestas, para guiar a la otra parte a través de nuestras peticiones, para responder preguntas, a veces para redactar conjuntamente el lenguaje, trabajar en pequeños grupos, negociar el lenguaje y luego estudiarlos».

«Hay muchas maneras diferentes en que las partes pueden seguir adelante. Y luego normalmente nos tomamos una semana de descanso, tal vez volver a reunir a nuestro equipo solo de nuestro lado para desarrollar algunas contrapropuestas, y luego volvemos junto con la gerencia por otro período de dos semanas. Pero hacemos un calendario consolidado para nuestra negociación».

«Otras industrias lo hacen de manera diferente y realmente varía. Pero creo que a medida que se acerca el entrenamiento de primavera, si no ves que las partes se vuelven a juntar más con frecuencia y durante más tiempo, comenzaría a pensar que no van a llegar a un acuerdo rápidamente. Y ahora mismo no creo que haya ninguna indicio de que llegarán a un acuerdo rápidamente. Yo me prepararía para un retraso del Spring Training, cuando menos. Y a medida que se acercan al juego inaugural, de nuevo, si no se reúnen dos o tres días cada semana en persona, cara a cara, o al menos de forma remota como tu y yo somos ahora, no son serios acerca de conseguir un trato rápidamente, y nunca se sabe cuál parte es la parte que retrasa».

«A la Major League Baseball generalmente le gusta culpar a la Asociación de Jugadores por los retrasos. No creo que haya evidencia de eso. La Asociación de Jugadores rara vez hace declaraciones sobre la línea de tiempo o incluso sus propuestas públicamente. Pero si escuchas a Tony Clark hacer algunos declaraciones públicas, las leería con mucha atención porque los hace con muy poca frecuencia, y por lo general sólo las hace cuando está muy serio o muy enojado».

-¿Qué tan común es que entre un acuerdo laboral y otro se propongan tantos cambios importantes. En la prensa se hablando de que están tratando de hacer grandes cambios con respecto al pacto de 2016. ¿Es eso común? ¿Es posible, cambiar ese tantas cosas entre un CBA y otro CBA?

«Yo deseo cambiar la forma de pensar un poco en esto».

«No considero esas cosas como cambios importantes, para ser honesto. Creo que fue en 2008 cuando el impuesto al equilibrio competitivo, entonces llamado impuesto al lujo, se implementó por primera vez. Y eso creo que fue un cambio importante porque era algo que no había existido previamente, mientras que todos los demás cambios e incluso los cambios que se proponen ahora son cambios incrementales».

«Si la agencia libre está disponible después de cinco o seis años, sigue siendo la agencia libre. Todavía está en su forma actual. Si el arbitraje comienza para 20% de los jugadores después de dos años o comienza para todos los jugadores después de dos años. No creo que eso sea un cambio importante, creo que solo cambia dónde exactamente existe la frontera».

«Creo que el bateador designado es un problema menor. Desafortunadamente, es un tema importante para los fans, pero yo creo que ambas partes tienen interés en el bateador designado. Y es desafortunado, y casi impactante que no lo hayan hecho. Porque los dueños no quieren a los lanzadores lesionados por batear o correr las bases y los jugadores quieren lo mismo y también desean contratos adicionales mejor pagados para los bateadores que no tienen necesariamente un valor defensivo. Así que ambas partes tienen un beneficio para aprobar al bateador designado en la Liga Nacional».

«Incluso el umbral para el impuesto al equilibrio competitivo, lo han tenido durante más de una década. Ha cambiado en cada pacto. Y entonces pregunto, ¿Dónde ponen el umbral? Y el sindicato ha hecho una propuesta al respecto en lugar del ellos ofrecer eliminar ese impuesto, que creo sería una propuesta radical, pero donde colocan el umbral es sólo otro cambio incremental».

«Así que creo que todas estas cosas son relativamente pequeñas. Por lo general, los acuerdos de negociación colectiva siguen acuerdos con algunos cambios en las principales áreas, pero no necesariamente son importantes».

«La primera propuesta de la gerencia para eliminar el arbitraje salarial o que sea un algoritmo calculado con base al WAR eso hubiera sido un cambio importante. También es algo que la Unión nunca hubiera accedido. Así que no era una propuesta seria. Fue realmente para la atención de los medios, no para algo que acordarse o incluso negociarse en la mesa».

«Fue una pérdida de tiempo para todos. Una vez que eliminemos ese tipo de propuestas de la mesa
que ahora son muchas, entonces estaremos hablando de dónde cambias la pauta de las cosas existentes en el CBA».

«¿Dónde fijas el contrato mínimo?, ¿Dónde establece el mínimo para los jugadores en esos nóminas de 40 hombres, no solo los rosters de 25 hombres. Esas cosas están bien dentro del alcance de su CBA existente. Solo estás moviendo umbrales y cantidades. Y creo que esos son cambios incrementales. Creo que son razonables y creo que, en última instancia, las partes resolverán sus diferencias sobre ellos».

LEE TAMBIÉN:

Caimanes buscarán primera victoria colombiana en Serie del Caribe

-Mucha gente culpa a Rob Manfred por todo lo que está ocurriendo, pero después de todo, él es un empleado de los 30 dueños de la MLB. ¿Cuál es el papel de Rob Manfred en este tipo de procesos?

«Sí, es un empleado, pero también ha sido desde hace muchas décadas su principal abogado de relaciones laborales. Él tiene la experiencia en esta área. Los propios propietarios, estoy seguro, están recibiendo muchas recomendaciones de él y de su adjunto, que es su principal negociador, Dan Halem, así como de los abogados y profesionales externos con los que están trabajando».

«Y creo que es él quien hace esas recomendaciones, ya sabes, cuándo y cómo participar en un cierre patronal. Creo que esa fue su recomendación. Creo que está haciendo muchas de las recomendaciones sobre las propias propuestas, o al menos, aprobarlas internamente antes de hacer las ofertas al Sindicato».

«No creo que debamos darle ningún tipo de presunción de que él es un empleado de nivel bajo sin ningún juicio independiente. Creo que los dueños lo han defendido mucho. Él está marcando la estrategia. Creo que él está marcando el ritmo. Y sé que él está configurando la percepción pública aquí».

«Él controla Major League Baseball Network, controla el mensaje de los medios. Él controla cuando hay filtraciones sobre sus propuestas. Podría decirle a su equipo, no quiero más filtraciones y no las habrá. Podría decir, no quiero a los dueños dando entrevistas sobre esto y lo ha hecho en el pasado y no dan entrevistas».

«Él es su líder estratégico y táctico en esto. El hecho de que sea un empleado, no creo debe poner cualquier presión adicional sobre él o quitarle cualquiera de su autoridad como su líder táctico y estratégico en el ámbito de las relaciones laborales. Ahora mismo, hay un montón de cosas que están sobre la mesa entre MLB y MLBPA, como el tiempo de agencia libre, arbitraje, CBT, la expansión de los playoffs, el DH en la Liga Nacional. Hay muchos temas que están sobre la mesa ahora mismo».

(Marcos Grunfeld)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Te gustaría recibir notificaciones de El Emergente?    Claro que sí Quizás más adelante