El ídolo de Pablo Sandoval

Fecha:

Hubo un tiempo en que Michael Sandoval era protagonista y llevaba a su hermano Pablo al dugout de los Leones. La figura de ayer entrena ahora al astro de hoy



Michael Sandoval era uno de los bates de los Leones cuando un día detuvo a Ives Hernández, gerente de operaciones deportivas del equipo, y le pidió que le propusiera a los Navegantes un cambio para adquirir a un desconocido adolescente, recién firmado por Magallanes.

Aquel recluta solía acompañar a Sandoval en el dugout de la izquierda del estadio Universitario. Con ojos muy grandes, veía pasar a su alrededor a las estrellas que brillaban en el beisbol profesional venezolano, donde esperaba dar sus primeros pasos.

El novato tenía poco más de 17 años de edad y era el hermano menor del curtido toletero, el benjamín de una camada de cinco y una de las máximas figuras del campeonato que está por extinguirse.

Sí, era Pablo Sandoval.

“Viví mis mejores años con el Caracas”, recuerda Michael, que en 162 turnos con los capitalinos, entre 2004 y 2007, bateó para .284 puntos, con 18 extrabases. “Siempre me traía a Pablo conmigo, aunque él ya había firmado con Magallanes. Y un día le dije a Ives: ‘¿Por qué no te lo traes, ahora que es jovencito y nadie lo conoce?’. Me respondió que vería qué podía hacerse. Pablo siempre me admiró en mis tiempos con los Leones. Siempre hablábamos, siempre estábamos juntos”.

Poco ha cambiado desde entonces, en cierta manera. Hoy es el hermano menor quien atrae las miradas de los medios y la afición, pero siguen juntos de un lado a otro, porque Michael estuvo encargado, junto con José Alguacil, de supervisar que el grandeliga de los Gigantes de San Francisco cumpliera un estricto régimen de acondicionamiento físico con vistas a la campaña de 2010.

Familia que jonronea unida. El primer aviso evidente de la relación entre los hermanos sucedió hace poco más de un año, en el Derby de Jonrones que se llevó a cabo en el estadio Universitario y que Pablo ganó, derrotando en la final nada menos que a Miguel Cabrera.

Media familia Sandoval estuvo presente esa noche. Michael conversaba a cada momento con su hermano, aconsejándole, mientras los astros iban quedando eliminados: Bob Abreu, Magglio Ordóñez, Eliézer Alfonzo, incluso Andrés Galarraga y Alex Cabrera.
La foto de los hermanos, junto con la madre de ambos, Amelia, sosteniendo el trofeo, fue el retrato destacado por los periódicos al día siguiente y debe estar exhibida en algún lugar de la casa que tienen en Puerto Cabello.

“Somos una familia muy unida”, apunta Michael. “Es por la formación de hogar que nos dieron nuestros padres. No es fácil conseguirlo, y le damos gracias a Dios por tenerlo. En las fotos del Derby se refleja todo, se ve lo unido que somos todos”.
La unión puede llegar a extremos sorprendentes, como cuenta el ex caraquista.

“Soy experto en Pablo”, suelta Michael, con una sonrisa. “Siento que estoy en su cabeza cuando está en el terreno de juego. Juntos estudiamos a los pitchers contrarios y me encargo de ver las secuencias en video. Él me escucha. Y en grandes ligas también es así. Aunque yo esté jugando en la costa este, estoy evaluando quién se le enfrentará esa noche y nos mantenemos en comunicación. Antes de cada juego hablamos 10 o 12 veces, de costa a costa. Con tres horas de diferencia”.

Otro extremo fue la renuncia del mayor a buscar equipo en la 2009-2010, para dedicarse al menor.

Después de participar en la Atlantic League y defender a Venezuela en el Campeonato Mundial, Michael recibió una invitación a los entrenamientos de los Caribes, así como ofertas de Colombia y Puerto Rico.

“Pero Pablo me pidió que le ayudara”, señala. “Él ya quería que me fuera a San Francisco con él, pero yo deseaba jugar, para volver al beisbol profesional. Y cuando luego me pidió que le ayudara, le dije que sí. ¿Quién mejor que yo, que soy su hermano? Así que nos fuimos a Arizona, y cuando la gente de los Gigantes vio la seriedad con que trabajábamos, me encargaron, junto con Alguacil, que también lo hiciéramos en Venezuela”.

Sin envidias, sin celos. ¿Quién no vio a los Sandoval juntos, todas las tardes en las prácticas de los Navegantes, mientras “Kung-Fu Panda” defendía a los turcos?

A Michael se le enciende la mirada cuando habla de las habilidades de Pablo y lo que ya ha hecho en la pelota, a pesar de sólo contar con 23 años de edad: “Estoy orgulloso de todos sus triunfos”.

El antiguo tercera base de los Leones y los Tigres siente una ascendencia casi paternal sobre su hermano.

“Yo no pude lograr lo que él sí”, apunta. “¿Cómo me puedo sentir por eso? A lo mejor, sin esa formación de hogar que tenemos, tendría envidia o celos. Pero no. Estoy súper contento y súper orgulloso de él. Sus metas son mis metas, y para eso trabajamos juntos”.

¿Fue posible alguna vez que ese trabajo se diera en las mismas condiciones, pero con el uniforme del Caracas?

“Michael me lo planteó, pero ese cambio no iba a darse”, recuerda hoy Ives Hernández. “Pablo acababa de firmar con Magallanes y ya era un prospecto. No iban a soltarlo”.

El novato de aquel entonces no se alejaba en el dugout de los melenudos de su hermano mayor. Aún son inseparables.

“Me decía entonces que yo era su ídolo”, vuelve Michael a sonreír. “Y todavía sigue diciéndolo. Pablo es una figura. Imagínate lo que eso significa para mí”.


El futuro aguarda por Michael
¿SAN FRANCISCO O NEWARK?
Michael Sandoval volverá a jugar beisbol profesional. El antesalista de 29 años de edad se mantiene en contacto con la gerencia de los Osos de Newark, el equipo de la Atlantic League donde militó en 2009, aunque su relación con los Gigantes puede darle una oportunidad en las menores, por primera vez desde 2004.

“Se está hablando de que San Francisco me abra una puerta en el spring training”, cuenta Sandoval. “Si no es así, tengo una oferta de mi equipo en la Atlantic League, la mejor liga independiente. El año pasado jugué allá con Armando Benítez, con Keith Foulke, con Carl Everett”.

El toletero dejó .291 de average, con .375 de promedio de embasado y .417 de slugging con Newark. En esa divisa compartió también con Rob Mackowiak y Jay Gibbons, Jacque Jones y Tim Raines Jr., Ramiro Mendoza y Willy Banks.

Algún día dará un paso al costado y quizás siga el camino que ha experimentado junto con su hermano.

“Los años pasan y no voy a jugar siempre”, admite. “Ya me han hecho propuestas para ser coach en Estados Unidos. Pero aún soy joven. Puedo seguir jugando, viendo qué puertas se me van abriendo”.

Como en Criollitos

El trabajo de Michael Sandoval con su hermano Pablo suena agotador: cada tarde, antes de la práctica del Magallanes, hacían bicicleta media hora; cada noche, después del encuentro, otra media hora; y tres veces por semana, pesas por unos 45 minutos. “A veces se queja, porque hay juegos muy largos y no es fácil. Yo le recuerdo que es por su futuro. Lo peor es comer después de un partido, porque a esa hora consigues pura comida chatarra. Le preparo sus bebidas, sus proteínas, sus rehidratantes, el suero. A veces queda tan cansado que no podemos completar el cardio”. El swing de Pablo Sandoval causa admiración en técnicos y seguidores. Michael tiene otro gozo. “Lo he visto batear desde pequeño. Lo que más me gusta de él es su manera de jugar. Lo hace igual a cuando estaba en Criollitos. Lo disfruta y se divierte. Eso es lo más importante”.

Publicado en El Nacional, el domingo 17 de enero de 2010.

Artículo anterior
Artículo siguiente
Ignacio Serrano
Ignacio Serranohttps://elemergente.com/
Soy periodista y actor, y escribo sobre beisbol desde 1985. Durante 33 años fui pasante, reportero y columnista en El Nacional, ESPN y MLB.com, y ahora dirijo ElEmergente.com. También soy comentarista en el circuito radial de Cardenales de Lara y Televen. Premios Antonio Arráiz, Otero Vizcarrondo y Nacional de Periodismo.

1 COMENTARIO

  1. Y ESO QUE AUN A "EMILITO" NO LO HAN VISTO JUGAR CIENTO POR CIENTO, ESTE ES UN PELOTERO DE ESOS QUE DUERMEN CON EL GUANTE BAJO LA ALMOHADA, LOS QUE CONOCEMOS COMO "FIEBRUOS" LE GUSTA QUE JODE ESTE DEPORTE Y NACIO PARA TRIUNFAR…DESDE NIÑO SE ACOSTUMBRO A SER EL MEJOR Y A DIVERTIRSE EN EL BEISBOL…SE LOS DIGO YO QUE LO VEO JUGAR DESDE COMPOTA..MI NOMBRE NO VALE LA PENA, COMO SI VALE MI COMENTARIO.ESTAMOS EN PRESENCIA DE UN FENOMENO DEPORTIVO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img

Comparte en tus redes:

Más noticias

Sigue leyendo
Sigue leyendo

Hermanos Ramos hacen historia en la Liga Mayor: «Esto es un privilegio» [+BREVES]

Wilson Ramos y David Ramos, hicieron historia este jueves...

TRANSACCIONES. Solo 6 turnos en 25 días le dio Seattle a Leo Rivas en las Grandes Ligas

Los Marineros de Seattle pusieron fin a la primera...

JORNADA DE LA MLB. Horarios, pitchers y las 7 transmisiones en Venezuela

Estos son los juegos pautados para la jornada de...

Jesús Tinoco regresa a las Grandes Ligas y debuta mostrando sus armas

Los Rangers de Texas informaron este jueves que subieron...
¿Te gustaría recibir notificaciones de El Emergente? Claro que sí Quizás más adelante