El Emergente: Los cambios de La Guaira (II)

Fecha:

El balance del pacto entre los Tiburones y los Cardenales

Mauricio Robles

Los Tigres
han conversado con otros equipos sobre la posibilidad de volver a intercambiar
peloteros. Caribes y Magallanes llevan días negociando un pacto por Carlos
Zambrano. Como pocas veces, el mercado de transacciones está muy activo en pleno
campeonato. Vendrán, parece, nuevas columnas en las que podremos analizar qué
gana cada equipo con cada cambalache, como haremos aquí con el acuerdo entre
Lara y La Guaira
que habíamos dejado pendiente, ese que llevó a Mauricio Robles al Universitario
y puso al novato Jesús Solórzano en Barquisimeto.

Robles es
un pitcher especial. Es zurdo y llegó a ser un prospecto bien visto en Seattle,
la organización a la que todavía pertenece; está en el roster de 40 de los
Marineros, señal inequívoca del valor que tiene en el norte, y ya tiene
experiencia en triple A.



Al otro lado de la balanza también hay peso: ha
perdido tiempo por causa de las lesiones, fue convertido de abridor a relevista
y no viene de una campaña brillante en las menores, con 5.78 de efectividad y
1.69 de WHIP.



¿Por qué lo entrega Lara? Por el motivo que normalmente se hacen
los cambios: porque ahora mismo hay abundancia de apagafuegos, incluso zurdos,
en la casa de los pájaros rojos.



No hay que preguntar por qué lo quería La Guaira. Es sabida la necesidad
de lanzadores criollos que tienen los litoralenses. Pero hay una diferencia
respecto al convenio con Aragua, mediante el cual obtuvieron a Jesús Delgado y
Frank Mata. Robles tiene 23 años de edad; no sólo en lo inmediato, también en
el largo plazo puede hacer un aporte, si no recae en las lesiones y modera los
boletos.

Este último es un aspecto decisivo. Entre doble A y triple A concedió 63
pasaportes esta temporada en apenas 71.2 innings, una relación alarmante,
aunque en compensación sigue siendo un ponchador, pues logró 69 guillotinados,
casi uno por entrada.



Un detalle adicional: Robles es integrante del rarísimo
club de venezolanos que, habiendo acumulado salario y tiempo de servicio en las
mayores, nunca ha disputado un juego arriba. Le ocurrió en 2011, cuando estuvo
en la lista de incapacitados del equipo grande entre abril y junio, por un
tecnicismo que permitió a los Marineros tener 41 jugadores protegidos en el
roster de 40.

¿Qué
entregaron los escualos? O mejor, ¿qué consiguieron los crepusculares, al ceder
al zurdo?



Solórzano es un talento interesante. Tiene 22 años de edad y viene de
batear para .314/.374/.519 en clase A de temporada corta.



Ha mostrado fuerza,
velocidad, contacto y disciplina en el home. Casi un sueño. Pero también existe otro
platillo en esta balanza, y allí hay que poner que, a su edad, aún no juega en
clase A media, mucho menos en A avanzada, pues firmó a los 18, un poco tarde
para ser prospecto.



Por supuesto, no hace falta impresionar a los scouts en la
adolescencia para llegar a ser una estrella, como lo demostraron Andrés
Galarraga y Omar Vizquel. Pero, por todo eso y por ser bateador derecho, Solórzano
tendrá que mantener sus estadísticas de 2012 para seguir avanzado y
eventualmente graduarse en la gran carpa.



Pertenece a los Marlins, lo que no
beneficiará al Lara si evoluciona para bien. Miami no es pródigo en permisos
para jugar beisbol invernal. Pero ante la carencia de outfielders jóvenes en la LVBP, un aspecto que los
Tiburones tienen parcialmente cubierto con “Balita” Ortega y “Cafecito” Martínez,
vale la pena el riesgo de entregarlo para apostar por Robles, tanto como vale
para los Cardenales la apuesta por un jardinero que siembre sus raíces en
Barquisimeto.



Es otro pacto que puede resultar beneficioso para ambas partes. Ya
se verá.



Publicado en El Nacional.
Ignacio Serrano
Ignacio Serranohttps://elemergente.com/
Soy periodista y actor, y escribo sobre beisbol desde 1985. Durante 33 años fui pasante, reportero y columnista en El Nacional, ESPN y MLB.com, y ahora dirijo ElEmergente.com. También soy comentarista en el circuito radial de Cardenales de Lara y Televen. Premios Antonio Arráiz, Otero Vizcarrondo y Nacional de Periodismo.

2 COMENTARIOS

  1. Un lanzador zurdo del calibre de Roble, vale oro en cualquier liga. Ahora Tiburones cuenta con otro relevista y quizás un abridor a mediano plazo. Bien por La Guaira

  2. ese cambio fue nefasto, cardenales entrego a adrusbal cabrera, por mauricio robles, ahora entrega a robles por odreman el cual lo habian dejado libre en la pretemporada, digame quien puede explicar eso, de verdad que la gerencia de lara deja mucho que desear.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img

Comparte en tus redes:

Más noticias

Sigue leyendo
Sigue leyendo

Andrés Giménez vence el dolor y rompe sequía de hits con un jonrón

A pesar de recibir un fuerte pelotazo en su...

Caribes «empieza una nueva era», dice su vicepresidente, y tendrá manager este mes

Emilio Suárez, vicepresidente de Caribes de Anzoátegui y nuevo...

Andrés Giménez suma jornada multihits, impulsa 2 y roba para confirmar su salida del slump

Andrés Giménez tuvo una muy buena jornada ofensiva el...

Cachorros y Bravos chocan en busca del primer lugar

Los Cachorros y los Bravos chocan por primera vez....
¿Te gustaría recibir notificaciones de El Emergente? Claro que sí Quizás más adelante