El Emergente

El Emergente

El retrato robot de los nuevos managers en las Grandes Ligas

El
Emergente
Ignacio
Serrano
Resultado de imagen para aaron boone yankees manager
Aaron Boone

Quizás el
próximo manager venezolano en las Grandes Ligas ya haya dirigido un encuentro y
no le estemos prestando atención. O quizás ese nombramiento, cuando ocurra, nos
sorprenderá tanto como nos sorprendió el de Oswaldo Guillén, hace 13 años, y
luego el de Alfredo Pedrique, algunos meses después.

Omar
Vizquel fue oficialmente nombrado ayer como timonel del Winston-Salem, la
sucursal de los Medias Blancas en Clase A avanzada. La noticia era conocida,
pero faltaba la confirmación. Semanas atrás, se había entrevistado con Al
Ávila, gerente de los Tigres, con la esperanza de ser designado piloto de
Detroit.
Pedrique
fue presentado casi simultáneamente por los Atléticos como su nuevo coach de
primera base, en un regreso a las Mayores para quien fue instructor y estratega
de los Diamondbacks y luego asistente de la gerencia general y coach de los
Astros, antes de brillar en Triple A con los Yanquis y ser postulado para tomar
el mando en la Gran
Manzana
por un sector de la prensa de esa ciudad.

Los
Bombarderos ni siquiera entrevistaron al ex infielder aragüeño, Manager del Año
en las últimas dos temporadas de la Liga Internacional. Por eso
anticipábamos su salida del Bronx, a pesar de que desde hace cuatro años es uno
de los formadores de los Baby Bombers.
Que Vizquel
vaya a la base de las Ligas Menores tiene sentido. Hace tiempo hemos sugerido
que el camino a la MLB
podría pasar por mostrarse como mandamás allí.
Que
Pedrique regrese a la gran carpa también tiene sentido. Es un profesional a
carta cabal.
Puede que
el primero nunca llegue a dirigir arriba y quizás el segundo ya no vuelva a
hacerlo. ¿Cómo saberlo? Es tan difícil predecirlo como anticipar que Oswaldo
Guillén tendrá otra oportunidad o que alguien escalará desde las menores, Omar
López o Lipso Nava, o saldrá de algún staff, como se creyó de Eduardo Pérez o
podría pensarse de José Alguacil.
Tal vez
estamos buscando mal. Las nuevas designaciones en las Grandes Ligas siguen
profundizando una tendencia que hace rato dejó de ser casualidad.
Es algo que
rompe con el modo en que normalmente hacía carrera un aspirante a piloto. Se
trata de conseguir a alguien que sea joven, motivador, abierto a las nuevas
tendencias (que ya ni siquiera son nuevas) y que acepte lo que cada vez más
organizaciones han descubierto: que hay mayores opciones de ganar si, en vez de
un viejo estricto, se tiene al frente de la divisa a alguien que acepte formar
un equipo más amplio con su departamento de análisis y la gerencia, en función
de aplicar en el terreno cada vez más cosas que aparezcan en los reportes
estadísticos y los estudios que se realizan escaleras arriba.
Todavía hay
quienes se burlan de esto, diciendo que el requisito para ser estratega ya no
es saber de beisbol, sino de computadoras. Da risa. No han entendido que desde
Terry Francona hasta Joe Maddon, cada vez más responden a esa nueva exigencia,
y que ya no hay organización que desprecie el valor en victorias que pueden
aportar los nerds con sus laptops.
Tal vez el
próximo manager venezolano en la
MLB
sea alguien sin experiencia, inteligente y abierto a la
nueva onda. Alguien como Martín Prado, que ya condujo un juego de los Marlins y
todo. Aunque no sabemos qué pensará Prado de aquello que antes se llamaba
sabermetría.
Columna publicada por El Nacional, el martes 5 de diciembre de 2017. 

Haz click aquí para leer otras entregas de la columna El Emergente

2 thoughts on “El retrato robot de los nuevos managers en las Grandes Ligas

  1. Creo que para ser un Manager debe unir su Conocimientos del Juego, Liderazgo y trato con los peloteros y la sabermetria!!! un dirigente no es el que ordena jugadas al estilo caribe o jugadas tradicionales, creo ue debe buscar primero la Unidad como equipo, resaltar los talentos conocer cada pelotero que tiene a su servicio, algo asi como en la diversidad de los Talentos y habilidades de los peloteros esta la unidad!!! esa variedad de habilidades, el conocer a cada jugador es lo que el Manager debe "rascar" para sacar el mejor provecho de cada uno de ellos, ademas de conocer el juego en si, mostrar y mantener un estilo de juego donde el pelotero comienze a identificarse y se compenetre con el equipo y sepa entender la jugada que el Manager esta dando!!! y por supuesto un Manager debe aplicar la modernidad al juego, adaptarse para mejorar el equipo, aplicar la Sabermetria, las Estadisticas y estar identificado con este medio para conseguir el objetivo final!!! Ganar!!!

  2. Ahora los equipos de béisbol lo manejan mas desde las oficinas que desde el dugout, buscan un manager que siga instrucciones de saber metria y rendimiento de los jugadores a lo largo de la temporada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Te gustaría recibir notificaciones de El Emergente?    Claro que sí Quizás más adelante