El Emergente

El Emergente

EL EMERGENTE. Una votación injusta y un Salón de la Fama incompleto

EL EMERGENTE

Por Ignacio Serrano

El Museo del Beisbol en Venezuela es un proyecto hermoso nacido del amor de una familia por su hijo y del amor de ese joven por la pelota.

Su existencia perdura hasta hoy, gracias al apoyo decidido y generoso de la LVBP, que asumió como suyo el proyecto cuando más urgente era la falta de recursos. Desde entonces, la liga lo dirige a través de Juan José Ávila, a pesar de que da pérdidas y con el cuidado de quienes saben que su propia historia se recoge y conserva allí.

Su Salón de la Fama es otra idea feliz que aquel muchacho, Daniel Cárdenas Lares, ansiaba ver para disfrute de los aficionados y honor de sus ídolos de la niñez.

Ese templo, sin embargo, está incompleto hoy. Y no porque falten las figuras que no son elegibles todavía, nombres como Miguel Cabrera o Félix Hernández, que algún día deberían estar.

La carencia que acusa nuestro Salón de la Fama es responsabilidad directa de quienes hacemos vida alrededor de él.

Es una responsabilidad de quienes votamos cada año en la escogencia de los nuevos inmortales. Y también de la propia LVBP, al mantener un sistema de elección que desde hace años estaba enviando señales preocupantes.

Hoy, las consecuencias nos dicen directamente que algo tiene debe modificarse ya.

Es culpa del mecanismo de votación el hecho de que Johan Santana, por ejemplo, o Melvin Mora, sean inmortales en las Grandes Ligas y aquí no hayan ingresado al pabellón en su primera votación. Son dos de las enormes injusticias creadas por un sistema que puede y debe tener corrección. Podríamos citar más.

LEE MÁS:

Cierra la votación más difícil en la historia del Salon de la Fama de Valencia

Robert Pérez, Bob Abreu y Edgardo Alfonzo entran al Salón de la Fama

Las normas para seleccionar a los nuevos inmortales no funcionan en la realidad actual de los diamantes venezolanos. Están mal desde hace años. Ellas han creado un embudo que en 2022 será todavía mayor. Es casi imposible hacer justicia si una veintena de candidatos tienen opción real, si hay 35 nombres por boleta y apenas 6 votos por cada planilla.

En Cooperstown, por ejemplo, los elegibles con palpables méritos siempre son menos, porque no se permitió que tantos quedaran rezagados y porque los votantes pueden pueden marcar hasta 10 casillas en su papeleta, precisamente para impedir los rezagos.

Y allí está una de las claves del problema, así como parte de la solución. Los diamantes nacionales han eclosionado desde finales de los años 90. La ausencia de verdaderas estrellas internacionales ha trocado una realidad que ahora es totalmente distinta a cuando se pensaron las normas.

Casi una decena de compatriotas aparecen en los salones de la fama de sus equipos en la MLB. Y otra decena despunta en la actualidad. Algunos de los mejores importados en Japón tienen pasaporte Vinotinto. Y la LVBP sigue dándonos emociones y bateadores con 1.000 hits. Hay más candidatos con merecimientos que nunca. Y vendrán más y más.

Si cada año hay entre 1.000 y 1.200 peloteros profesionales activos dentro y fuera de país, si tantos son protagonistas rotundos en sus ligas, ¿cómo no va a resultar insuficiente el número de seis votos que puede ejercer cada elector?

Cooperstown marca el camino y la LVBP siempre ha emulado lo que se hace en el Big Show. Toca hacerlo de nuevo. Es cierto que debido al bajo presupuesto se ha evitado que las exaltaciones superen las 2 o 3 por año. Es un tema entendible en la Venezuela económicamente deprimida que vivimos. Y la liga ya hace mucho al sostener el Museo a pérdida.

Pero puede modificarse la ceremonia. Explicar a los nuevos inmortales que no hay recursos para pagar el traslado de sus familiares. Reducir los gastos al mínimo. El aspecto financiero no debería ser más una traba, si todos aceptamos la persistente realidad nacional.

LEE TAMBIÉN:

EL EMERGENTE. El rumbo que Cardenales le está mostrando a la LVBP

Más grave es la falta de conocimiento de algunos votantes acerca de las bases de selección.

Se entiende que haya aficionados que lo desconozcan, porque no son especialistas. Pero un periodista, narrador o comentarista que no sepa que nuestro Salón de la Fama es el Salón de la Fama de TODO nuestro beisbol… alguien que desconozca que las reglas obligan a elegir a los mejores EN TODAS LAS LIGAS, incluyendo por supuesto las Mayores… un elector que aún hoy crea que solo los méritos recabados en la LVBP valen para obtener una estatuilla en Valencia, que crea que ese es el Salón de la Fama únicamente de la LVBP… alguien así, no merece volver a votar.

Porque el pabellón, lo dicen muy claro las bases de votación, abarca TODO lo relacionado con el pasatiempo nacional, no importa dónde se juegue. Tanto valen los Héroes del 41 por defender la Selección Nacional, como el Rey Félix sin lanzar en Venezuela o Robert Pérez como monarca de la acción invernal.

Esto último le impone al Museo otra necesidad: enviar a cada votante las normas que establecen la elegibilidad.

Porque nuestra más querida reserva de memoria beisbolera estará incompleta mientras existan injusticias que bien se pueden corregir. Hay que hacer algo que nunca más se queden afuera aquellos que nos dieron tantas alegrías y que tantos merecimientos han hecho para allí estar.

Por Ignacio Serrano

Ayuda a que El Emergente no se pierda un juego. Colabora con este proyecto en la página patreon.com/IgnacioSerrano

Revisa aquí el archivo de columnas

9 thoughts on “EL EMERGENTE. Una votación injusta y un Salón de la Fama incompleto

  1. >Buenas tardes
    Es importante hacer saber al publico los requisitos para entrar al salón de la fama. Particularmente considero que el deportista debe reunir números para ingresar, indiferentemente de los logros adquiridos afuera.Si el jugador no participo no debe entrar, porque no lanzo nunca o no hizo los números, el concepto de salón de la fama es por números no por nombre. En cualquier lugar del mundo donde hay salón de la fama es por números.Ejemplo: Roberto Clemente, entro directo por la excepción trágica de su muerte, pero los números los tenia
    Alex Ramírez , debe ser reconocido en el salón de Venezuela. No hizo números, pero en Japón hizo lo suficiente.
    Propongo crear una condición especial para esos casos, modificar es inminente,ya que cada día los jugadores participan menos en nuestra pelota.

    1. no hay que crear ninguna condicion especial, eso esta especificado en el reglamento , se toman los meritos de los jugadores en las ligas donde hayan participado, no hay exclusividad alguna ni para la lvbp ni para la mlbni ningun otra liga , lo que tienen que cambiar son las cantidad de votos para cada votante para que puedan ser elegidos una mayor cantidad de jugadores , como menciona ignacio, tambien es importante que los votantes esten claros de los parametros que YA ESTAN ESTABLECIDOS , una alternativa deberia ser que los votantes tengan que hacer su voto publico.

  2. Existen muchas opciones 1. Entre los que jugaron nivel internacional (MLB,Japón, Corea, taiwan , México etc y fueron estrellas alla pero que casi no jugaron aquí o no fueron estrellas aqui hacer planilla para que se vote por ellos. 2. Para los que fueron estrellas en el país se hace otra planilla. Mientras se equipara un poco la situacion

  3. No es sorpresa que suceda este tipo de acontecimientos
    cuando se maneja por una organización mediocre este tipo votaciones al igual que el béisbol venezolano
    que se ha convertido en ruinas como todo en este país
    mucha gente que no sabe de béisbol y por eso se ha
    perdido la calidad en este tipo de eventos y el béisbol venezolano
    se perdió el respeto por el pelotero venezolano por eso ya no quieren jugar aquí en Venezuela . . .

  4. Muchos de los que votan no saben nada de béisbol o solo conocen de unos años hacia acá. Robert Pérez no destacó en Grandes Ligas pero ha debido ser elegido por unanimidad por su gran carrera en la LVBP.

  5. Que artículo tan «imparcial», como no le gustó la elección se aprovecha de este, su espacio, para criticar pero…si hubiesen elegidos a los que le gustan al periodista qué diría el artículo??

    1. El periodista (es decir, yo) está contento con los elegidos, porque lo merecen y son 3 de los 6 por los que voté.
      El periodista, si de bien, o sea yo, está criticando que otros que también merecen entrar se quedaron fuera porque el sistema está mal diseñado.
      Creo que la columna lo explica claramente, no es tan difícil de entender, amigo.
      Y por cierto, las columnas no son imparciales, porque son eso: un espacio para opinar, a diferencia de los demás géneros periodísticos.

  6. Darle tiempo al tiempo, todo aquel que reúne las condiciones y de alguna manera hizo méritos (números) para estar en el Salón de la Fama mas temprano que tarde entrara en el. Solo pondré un ejemplo que nadie ha considerado: ¿en que cabeza cabe que un lanzador que gano 511 juegos en las grandes ligas NO ENTRO en su primer año de elegibles? en cambio el segundo lanzador con mas juegos ganados si entro en ese primer año (Walter Johnson) con 94 juegos ganados menos que Cy Young, nos vamos aun mas lejos con Christopher «Christy» Mathewson quien «apenas gano 373 juegos (138 ganados menos que Young) también entro en esa primera elección ¿Quiénes cometieron semejante discriminación? la mayor de la historia en un Hall de la Fama. Si piensas que por haber 10 «opciones» para elegir entraran los mejores, entonces te digo que de igual forma los electores no necesariamente votaran por 10 candidatos, incluso podrán hacerlo solo por 1, pero, que sea siempre el que merece entrar. Hace algunos años, discutí con mi amigo y compañero, Asdrúbal Fuenmayor, miembro del grupo de electores del Salón, cuando fue exaltado Marcano Trillo antes que mi ídolo Gustavo Gil, los números de ambos en nuestra liga no tienen comparación, pero, todos sabemos la gran diferencia en las mayores, el incluso era amigo personal de Gil, me dijo : tranquilo Isidro, Gustavo va entrar al Salón tarde o temprano, al año siguiente fue elegido con un gran numero de votos, asi que amigos les digo DENLE TIEMPO AL TIEMPO que los que merecen entrar van a a entrar

    1. Es muy cierto, Isidro. Yo participé en esas votaciones que mencionas, de hecho. Bueno, lo he hecho siempre. Y tengo años escribiendo del cuello de botella. De hecho, hice campaña para destrabarlo y permitir el ingreso de Oswaldo Blanco, Leonel Carrión, Leo Hernández, tres de los varios casos que me propuse en columnas semejantes a esta, años atrás, y finalmente entraron. Pero el embudo de entonces era apenas una caricatura, comparado con este. Porque al no solucionarse el problema, seguirá empeorando porque hay más estrellas que nunca en el beisbol mundial. Y aunque a la postre entrarán, es triste que rotundos casos como Johan Santana no lo hagan al primer año. Y ni hablemos de un Richard Garcés que tendrá que esperar 10, quizás. O tipos como Daal, que en el panorama actual, si no se corrige la forma de elegir, jamás van a entrar. Y sé lo que digo, porque soy votante «fundador».
      Por cierto, compartimos la amistad de Asdrúbal, alguien a quien realmente quiero y aprecio.
      Saludos, Isidro. Recibe un abrazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.