El Emergente

El Emergente

EXTRABASES DE ALFONSO SAER. De nuevo La Ley del Ex en la LVBP

EXTRABASES

Por Alfonso Saer

LOS tiempos cambian, la vida trasciende, todo se modifica. El beisbol, obvio, no escapa a esa tácita realidad. Las estrategias de hoy están fundamentadas en una computadora, en lo que se denomina sabermetría. Para bien o para mal el juego se ha mecanizado. A un clic de distancia está todo lo del rival, sus virtudes y sus defectos. Hay páginas especializadas para las cuales necesitamos hacer un curso que nos diga como traducir tanta matemática. Ahora un catcher no solamente se evalúa por sus pasboles, errores o aciertos en disparos a las bases. Entran en juego sus bondades para convertir bolas en strikes –engañando a los árbitros– o la detención de pelotas desviadas que iban a ser lanzamientos wilds. Por eso, vaya como ejemplo, Salvador Pérez no obtuvo el Guante de Oro que por varios años, cinco al hilo, tenía en sus alforjas. Ese es solo un tema de tantos, lo que muchas veces comprendemos por la tecnología de hoy, la cual vierte en números lo que el ojo humano no alcanza a ver…

A un pelotero se le juega en una defensiva especial e insiste en batear por donde hay más guantes. Casi nadie, perdiendo por varias carreras, intenta tocar la bola por donde no hay nadie. Estamos en la era del jonrón, el batazo que paga los grandes contratos. En la LVBP, el martes, hubo quince toletazos de vuelta entera. En Grandes Ligas las cifras de cuadrangulares son abrumadoras cada año. Jonrones son amores dirá cualquiera. Sí, la pelota es diferente por científica. Un pitcher tiene en sus manos una tableta con datos de sus rivales, el catcher una chuleta con los detalles de sus bateadores rivales, y los defensores una hojita que le indica donde colocarse en el campo cuando fulano o mengano viene a batear. El beisbol es una ciencia, claro que sí.

LEE TAMBIÉN:

EXTRABASES DE ALFONSO SAER. Crónica a 80 años del gran suceso del 41

HAY algo que llaman la “Ley del Ex”. En criollo se trata de la venganza de un jugador contra su anterior equipo. Ese derrape ante la franquicia precedente se da con una frecuencia increíble, quizás porque el jugador tiene guardado un empeño especial. A Josmar Cordero lo dejó libre Lara hace una semana y Aragua le echó mano. El argumento para soltarlo radica en que los guaros tienen mucha gente en varios puestos y Cordero no es una buena carta defensiva. Pero batea, y dicen que el que batea siempre tiene un lugar en el campo. El muchacho, barquisimetano para más señas, héroe del campeonato 19-20 atrapado por Cardenales, se soltó con dos de vuelta completa, bien lejos ambos, para empujar cinco de las diez anotaciones de su club, ganador 10-9 el martes en el AHG. Lleva cuatro cañonazos en total. Para amargura complementaria del bando oponente, Jesús Sánchez, otro ex, colgó el out de cierre. Son cosas del beisbol. Pero pasan mucho, por aquí y por todas partes donde se juegue pelota…

HACE 19 años vimos debutar con Lara a José Celestino López. Lo mencionábamos con su nombre completo porque en la liga hemos tenido varios José López. El muchacho era un predestinado. Triunfó aquí a los 19 de edad y a los 20 con los Marineros, cumpliendo con los nautas varias campañas resonantes. Se fue a Japón y destacó igualmente. El pasado martes reapareció en Venezuela con los Caribes de su tierra natal. A los 38 años su vuelta suena como a despedida, ojalá no. Será otro que ovacionará largamente la afición de los pájaros crepusculares.

ORLANDO González envía un emotivo video desde Miami. Recuerda nuestra bonita amistad y los ratos de éxitos y alegrías que vivió en cinco temporadas con Cardenales (.311 global) a partir de la 75-76. Era un bateador de líneas, de callejones, de juego fuerte, primera base y jardinero. Obtuvo el campeonato de los promedios en la 78-79 con un elevado .355. El habanero nos permitió compartir amenos momentos de esparcimiento, viajando juntos muchas veces. Era llave de Roberto Ramos, catcher que también brilló con los alados. El lunes, Orlando cumplirá 70 años y valga la oportunidad para celebrar con él desde ahora mismo. Un placer saber de ti estimado amigo. Gran abrazo…

CUMPLIDO casi el primer tercio de la eliminatoria, se avizora un torneo interesante con cinco cupos disponibles en camino al round robin, formato que más gusta, especie de nuevo evento con 16 partidos por plantilla…

LOS  bateadores mandan. Raro un juego de pocas anotaciones como el Caracas-Lara del miércoles en el Universitario. En la justa 20-21 terminaron tres paleadores sobre .400, cifra que ahora mismo sobrepasan ocho peloteros…

EL beisbol es un deporte de marcados altibajos. Lara jugó sin errores en ocho de sus primeros nueve cotejos. Ahora mismo, con trece, está de segundo en el negativo departamento. Su cerrador Shane Greene –¿seguirá como tal?– fue implacable en tres salidas iniciales, pero luego se ha desdibujado por completo en un bullpen que en general es el mejor del circuito…

LEE TAMBIÉN:

EXTRABASES DE ALFONSO SAER. La ofensiva manda en la LVBP

CARDENALES termina este domingo la serie de cuatro en un reducto, Puerto La Cruz, que siempre le resultó amargo. Esta vez no…

EN menos de una semana, con otros dos careos en Barquisimeto, liquidará la serie de siete contra el actual campeón. Ha ganado los primeros cuatro…

LA efectividad del colista Tigres amaneció este domingo en un horrible 6.56. ¿Así quién gana?

Por Alfonso Saer

Alfonso Saer tiene más de 50 años en los medios de comunicación venezolanos.
Es la voz más reconocible del Cardenales de Lara desde hace décadas, compañero de las más grandes figuras de la locución en el país: Delio Amado León, Rubén Mijares, Carlitos González y Carlos Alberto Hidalgo, entre otros. También es uno de los periodistas de mayor trayectoria en el país, reportero de El Nacional y El Impulso, cuya página deportiva dirigió por años.
Su columna es la más veterana entre las que actualmente se escriben en Venezuela para la prensa deportiva local. 
Síguelo en Twitter: @alfonsosaer

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.