Publicidad El Emergente

El Emergente

El Emergente

La doble reivindicación de Alex Cora y sus Medias Rojas

Alex Cora lo tenía todo. Manager campeón de la Serie Mundial. Y el segundo latinoamericano con un anillo en su mano. Referente entre los estrategas de la MLB, por joven y por saber combinar los avances del beisbol moderno con lo aprendido como jugador.

Cora lo tuvo todo y también lo perdió. Por un affaire lejos de Boston, por una falta grave oculta en su pasado, quedó sin trabajo y en buena medida su reputación.

Sus Medias Rojas cayeron en picada con él. Pasaron de ganar la Serie Mundial en 2018 a ser esa sombra que fueron en 2020, cuando ya el dirigente boricua había quedado fuera de su cargo y fuera del Big Show.

El piloto boricua fue víctima de una mala idea que tuvo como coach de banca de los Astros. Con él, perdió su puesto el manager A.J. Hinch, su compatriota Carlos Beltrán (contratado para conducir a los Mets el año pasado) y el gerente general de los texanos, Jeff Luhnow.

El escándalo por el uso de tecnología ilegal para robar las señas de sus contrarios, en 2017, pudo ser su fin. Apenas se supo, llegó a un acuerdo para apartarse de su cargo con los patirrojos hace 18 meses. Fue el cerebro de aquella operación. Le sería muy difícil volver a ser lo que fue.

Pero el beisbol se jacta de ser un deporte que siempre da segundas oportunidades. Lo hace en cada juego, con el bateador que se poncha con las bases llenas o el fildeador que deja caer un batazo. Y lo ha vuelto a hacer con él.

LA REIVINDICACIÓN

Cora está de vuelta en su cargo, de vuelta en las Series de Campeonato y tiene una importante posibilidad de regresar al Clásico de Otoño. Boston no solo clasificó a los playoffs; también eliminó a los Yanquis y ahora a los favoritos Rays.

“Todos los que están acá deben sentirse orgullosos», exclamó el timonel, en medio de la celebración. «Todos contribuyeron, todos hicieron su aporte”.

Boston ha ido poco a poco recuperando su sello de tres años atrás. El decepcionante pitcheo de 2020 se ha trocado en un grupo de serpentineros adecuado, capaz de amarrar a uno de los lineups más productivos.

El bullpen dejó de ser una caricatura con la irrupción de nuevos brazos, como Garrett Withlock o el japonés Hirokazu Sawamura, más el aporte de viejos conocidos, como el venezolano Josh Taylor, Darwinzon Hernández o el cerrador Matt Barnes.

La rotación se sobrepuso al mismo bajón, gracias a la solidez de Nathan Eovaldi, el ascenso de Tanner Houck y especialmente con el regreso del as Chris Sale.

Hunter Renfroe y Alex Verdugo han compensado las inconcebibles pérdidas de Jackie Bradley Jr. y Mookie Betts. El puertorriqueño Kike Hernández ha dado estabilidad a la defensa y una chispa a la ofensiva.

EQUIPO DE GUERREROS

No es el equipo que asombró a todos en 2018. Aquel parecía predestinado. Lo hacía todo bien. Este es más un grupo de guerreros que una maquinaria. Peloteros de cuello enrojecido por el ol, que se ensucian el uniforme y han sabido dejar atrás los malos momentos.

“Este es un logro de toda una organización, desde la presidencia hasta la Dominican Summer League», soltó el técnico caribeño. «No mucha gente creía en nosotros. Pero nosotros confiamos».

«Tenemos buen equipo», prosiguió. «Tenemos algunos huecos. Pero seguimos en carrera».

En todo está la mano de Cora. Ha tenido que ser más manager ahora que antes. Los vaticinios de marzo le auguraban un cuarto lugar en el Este de la Liga Americana, apenas por encima de los débiles Orioles. Y allí está ahora: a cuatro victorias de distancia de otra Serie Mundial.

LEE TAMBIÉN:

José Altuve vuelve a silenciar las críticas y suma 19 jonrones en playoffs

Le toca otra dura prueba, nada menos que los Astros. Houston es el gran favorito, ahora que cayeron los Rays. También es la novena de la que formó parte antes y donde cometió el mayor error de su vida beisbolera.

Cora lo tenía todo en los diamantes y lo perdió. Hoy, de vuelta a la primera línea, ratificado como uno de los mejores managers de su generación, transita el camino de regreso por el camino de la reivindicación.

Por Ignacio Serrano

Publicado en El Tiempo Latino, de Washington, y El Planeta, de Boston, el martes 12 de octubre de 2021. Aquí el original.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.