EL EMERGENTE. Analicemos el cambio entre Cardenales y Tigres

Fecha:

EL EMERGENTE

Por Ignacio Serrano

Cardenales y Tigres son noticia esta semana, por haber cerrado el tercer cambio de peloteros en la LVBP desde que reabrió el mercado.

Dos peloteros con experiencia en Grandes Ligas y un lanzador de poca nombradía se mudan de equipo y ciudad. Y como siempre hacemos en El Emergente, toca ahora analizar lo que gana y lo que pierde cada divisa con esta transacción.

Los bengalíes tienen razones para sentirse satisfechos. Era un secreto a voces que varios equipos querían a Odúbel Herrera. Y el presidente del club, Víctor Zambrano, ha dicho que el gran objetivo en este receso entre torneos era añadir un jardinero con peso específico en la liga. El Torito lo es.

El zuliano llegó a ser el centerfielder titular de los Filis de Filadelfia. Tiene topes de 22 jonrones y 25 bases robadas en las Mayores. Y en la final demostró su vigencia, al salir de la banca y convertirse en uno de los protagonistas crepusculares ante los Tiburones de La Guaira.

¿Vale dos peloteros, Herrera? Pues depende de los peloteros, ¿no? Los dos que entregan los Tigres aportaron poco o nada a la causa de los rayados. En ese sentido, vale la apuesta. Aunque hay un detalle llamativo aquí: Yonny Hernández es mucho mejor de lo que enseñó con Aragua en la 2023-2024, en la que bateó para .041 en casi 70 apariciones legales en el home. Si él no fuera mejor que eso, no habría estado en el Spring Training de Grandes Ligas con los Cerveceros de Milwaukee, ni estaría ahora en Triple A, buscando dar el salto otra vez al Big Show.

Ahora el Torito necesita demostrar que vale lo pagado. Y eso se hace con números, con batazos.

El veterano se parece más al que disputó las dos últimas campañas con Cardenales que a aquel que hizo estallar la liga en defensa de los Tiburones de La Guaira. Es lógico. El tiempo no pasa en vano.

Todavía puede rendir. Con los crepusculares deja promedios de .280/.380/.416, con 5 bases robadas en 2 campañas y un índice de rendimiento que le deja 5 por ciento por arriba de la media de la LVBP en ese período.

Herrera mantiene su capacidad para embasarse a nivel élite, aunque ya no es el chocador que era antes. Su capacidad para sonar extrabases ha bajado. No pasa de ser un defensor adecuado en el left.

Aragua puede permitirse salir de Hernández porque le sobran alternativas en el short, su posición primigenia. Y cuenta con opciones en segunda y tercera. Además, el historial de Adrián Almeida como lanzador es muy discreto.

Además, nombre por nombre, los felinos ganan en proyección. Podrán alinear al recién llegado junto al Cafecito Martínez y Alexi Amarista, ojalá que también con Rafael Marchán y muy posiblemente con otros bates de peligro como Yorman Rodríguez.

Lara también podía permitirse salir de Herrera. Primero, porque el manager Henry Blanco no volvió a usarlo tras enviarlo al banco, salvo cuando resultó obligatorio en la final, con la ausencia de Jecksson Flores por motivos familiares. Y segundo, porque hay outfielders pidiendo tiempo de juego en Barquisimeto.

Es verdad que Blanco puede terminar escoltando a Gorkys Hernández con dos infielders (Flores, Hernán Pérez y Javier Sanoja lo hicieron en la 2023-2024). Pero también es cierto que los pájaros rojos serían mucho más jovenes –y quizás sin perder productividad– en caso de alinear a Robert Pérez Jr. y a Juan Teixeira. El primero ha sido capaz de sacudir 27 jonrones en una temporada de Ligas Menores. El segundo es un bateador de .333 en la LVBP, con sobresaliente defensiva.

Hablo de los casos más a la mano. No incluyo a los Everson Pereira, a esos jóvenes más o menos desarrollados que quizás no reciban permiso para decir presente en la 2024-2025.

Así que Herrera era sacrificable, visto así. Y para Cardenales representa una ganancia inmediata que el reemplazo principal sea un Yonny Hernández 6 años más joven.

Hernández no aporta extrabases. De por vida exhibe promedios de .261/.389/.329 en las Menores. Su slugging está por debajo del que puso el propio Odúbel en el último campeonato. Pero conviene reparar en su OBP de casi .400 puntos. Eso es brillante. Y puede convertirse en un arma peligrosa si se combina con su velocidad.

Hay poco margen de error aquí. Porque si Hernández no puede mantenerse en circulación a tan alta tasa, deja de ser relevante a la ofensiva. Eso es clave para que Lara pueda hallar lo que está buscando.

A la defensiva puede representar una mejoría sobre Juniel Querecuto, ahora antesalista, y Jermaine Palacios, quien puede terminar ayudando en el outfield. Eso, claro, en caso de que le vean como el nuevo shortstop.

Ese es el plan que esbozó Carlos Miguel Oropeza cuando le preguntamos sobre el canje. Y Hernández ciertamente ha ganado elogios en sitios especializados como Fangraphs y Baseball America por su guante y capacidad atlética al campo. Tiene mucho alcance, quizás más en segunda que en el campo corto, pero en ambos lugares puede hacer el trabajo por arriba de la media, en teoría.

¿Se reportará a la liga? No es poca cosa que solo haya disputado 25 juegos en Venezuela. Pero ahora está en un momento de su carrera en el que probablemente tendrá más motivos para jugar pelota invernal.

Almeida, la otra pieza, es una incógnita. Parece más bien ese jugador que metes en un cambio para que el equipo que entrega al pelotero de más nombre reciba cierto tipo de compensación simbólica. Tú me diste al que está probado y comprobado, pero yo te entrego dos por uno, ya sabes.

El zurdo no ha podido dejar huella en sus tres organizaciones. Tampoco en el extranjero. Tiene veneno en la recta, con casi 10 ponches por cada 9.0 innings en todos los circuitos por donde ha pasado. Pero su descontrol es proverbial, con nada menos que 7,6 bases por bolas por cada 9.0 entradas.

Almeida mejoró ligeramente ese defecto en sus últimas dos temporadas en México, aunque con muestras muy pequeñas. En Lara confían en que pueda ser de ayuda si sigue progresando. A su edad, sin embargo, conviene cruzar los dedos y acudir al viejo adagio: ver para creer.

LEE TAMBIÉN:

O revisa aquí el archivo de columnas.

Fotos: Prensa Cardenales y Prensa Team Beisbol Venezuela

Ignacio Serrano
Ignacio Serranohttps://elemergente.com/
Soy periodista y actor, y escribo sobre beisbol desde 1985. Durante 33 años fui pasante, reportero y columnista en El Nacional, ESPN y MLB.com, y ahora dirijo ElEmergente.com. También soy comentarista en el circuito radial de Cardenales de Lara y Televen. Premios Antonio Arráiz, Otero Vizcarrondo y Nacional de Periodismo.

13 COMENTARIOS

  1. Saludos me parece que los dos equipos salen ganando, el torito tiene mucha que dar todavía, sin embargo reitero está liga se gana es con picheo los tigres el año pasado hacían 10 carreras y terminaban perdiendo 12-10. Zambrano debe enfocarse en conseguir lanzadores

  2. Impecable análisis como siempre Ignacio, creo que este cambio beneficia a Cardenales de Lara en muchos aspectos, creo que esto va a traer otros cambios por lo menos lara podría negociar un cambio entregando piezas como querecuto por un pitcher, he pensado en un cambio con margarita por Henry centeno.

  3. Excelente tu análisis Ignacio, porque evalúas el todo beisbolistico y dejas de lado el impacto sentimental de la fanáticada. Estoy de acuerdo contigo, Herrera es un pelotero que llegó a ser titular del outfield de Filadelfia pero, ciertamente, ya no está tan joven y si le agregas su frecuente displicencia para jugar entonces Lara no lo pensó mucho para canjearlo. Bien lo dices, este cambio es una apuesta. Amanecerá y veremos. Saludos Ignacio.

  4. En mi opinión, creo que Cardenales recibió poco en este cambio. Salvo que, el lanzador logre recuperar su carrera.
    Me genera curiosidad lo que hayan ofrecido Magallanes y Caracas por Odubel, si fue menos que lo entregado por los Tigres entonces concluyo que el interés de esos equipos no era mucho.

  5. Lo unico razonable que puedo pensar en este cambio es que Odubel tenia problemas de disciplina en el club house que no ha salido a la luz, que Blanco lo banqueara tanto tiempo dice algo. Si es asi, se entiende el cambio, entendiendo que otros equipos sabran lo del problemita de disciplina y pusieron esa excusa para no entregar nada bueno. Porque me cuesta mucho creer que los otros equipos no ofrecieron algo mejor que Hernandez. En papel Lara perdio en este cambio. Almeida fue un relleno en el cambio. Porque perdio? Porque encontrar a un outfilder de calidad, bateador zurdo, con poder, que juegue desde el primer dia, es dificil de encontrar en esta liga. Pero bueno, habra que esperar que Hernandez sorprenda y deje en el olvido ese 041 de AVG

  6. Mi opinión es que Odubel salía de Cardenales por problemático van en descenso y Hernández joven en Triple A pudiese agarrar un 2do aire y sus fortalezas son velocidad y defensa

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img

Comparte en tus redes:

Más noticias

Sigue leyendo
Sigue leyendo

JORNADA DE LA MLB. Horarios, pitchers y las 20 transmisiones en Venezuela

Estos son los juegos pautados para la jornada de...

Ezequiel Tovar duplica y extiende su racha

Ezequiel Tovar conectó dos hits y produjo el sábado,...

REPORTE DEL MAGALLANES. Leandro Pineda produce como el slugger que añora la nave 

Dentro del Magallanes tienen más de un lustro en...
¿Te gustaría recibir notificaciones de El Emergente? Claro que sí Quizás más adelante